Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

60 mil mdp, la indemnización por concesionario; obras seguirán hasta 30 de noviembre

Sin importarles que el proyecto está oficialmente cancelado por el próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tanto el presidente Enrique Peña Nieto como el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) rechazan cancelar obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco.

Las obras de construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) continuarán en Texcoco al menos hasta el 30 de noviembre, último día de la actual administración, amagan, aun cuando saben que será más dinero tirado a la basura.

“No se realizará modificación alguna ni a la concesión ni a la ejecución del nuevo aeropuerto… Este gobierno está resuelto a mantenerse en los compromisos que se asumieron para la edificación de este importante proyecto”, precisó Peña Nieto después de que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

“Si hay una revocación del contrato, lo que procede, de acuerdo a la Ley de Aeropuertos, es una compensación, aproximadamente de 60 mil millones de pesos. Ese sería el monto de compensación al concesionario”, apuntó por su lado Federico Patiño, director general del GACM.

   

Al respecto, sostuvo que durante los últimos años, su gobierno ha sido claro sobre el valor y la relevancia de la obra para el país y aseveró que de cancelarse el proyecto tendrán que pagarse compromisos ya pactados.

“De mantenerse la decisión, el próximo gobierno tendrá que hacer frente al pago de compromisos, los cuales probablemente requerirán el uso de recursos fiscales adicionales al impuesto que pagan los usuarios del aeropuerto, el TUA“, detalló Peña.

En ese sentido, manifestó que el gobierno federal es respetuoso de las decisiones de la próxima administración, sin embargo, es importante dejar en claro, dijo, los alcances y el impacto que la cancelación del proyecto podría generar.

Por último, aseveró que el proceso de transición seguirá siendo cordial y respetuoso.

Antes, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), quien tiene la concesión del NAIM, anunció que continuará el cumplimiento de sus compromisos y obligaciones respecto a la construcción del nuevo aeropuerto.

En conferencia, Federico Patiño, director general del Grupo, aseveró que los contratos actuales están vigentes, lo cual hace que tengan derechos y obligaciones, por lo que su cumplimiento es imperante y que, de lo contrario, se estaría cayendo en incumplimiento.

“Si hay una revocación del contrato, lo que procede, de acuerdo a la Ley de Aeropuertos, es una compensación, aproximadamente de 60 mil millones de pesos. Ese sería el monto de compensación al concesionario”, apuntó.