Abren camino a apps de taxis en DF y Querétaro

Dicen que son el futuro y satisfacen las necesidades del presente aplicaciones como Uber y Cabify deben ser recibidas. En eso coinciden los gobiernos del Distrito Federal y Querétaro donde habrán de modificar las leyes locales para su regulación.

Por ejemplo, la Secretaría de Movilidad del Distrito Federal ya estableció cuotas que deben cubrir este servicio de transporte de pasajeros. En el primer borrador deberán cobrar 4 mil 441 pesos al año estas empresa por los derechos de permisos del servicio de transporte privado de pasajeros.

Además, cada aplicación también tendrá que pagar una cuota anual de mil 538 pesos por cada una de sus unidades, para registrarlas y que obtengan el permiso obligatorio.

Trascendió que esos lineamientos son parte del borrador que el Gobierno capitalino tiene y que sería dado a conocer próximamente. Todos sus puntos serán presentados y puestos a discusión.

El documento del GDF también establece que las empresas tienen que acreditar que al menos 85 por ciento de su flota vehicular esté compuesta por unidades con un valor mínimo de 200 mil pesos.

Sobre los vehículos se señala que deberán tener una antigüedad máxima de cinco años, tener calcomanía de verificación cero, cuatro puertas, aire acondicionado, cinturones de seguridad, bolsas de aire delanteras, radio y una identificación que sea visible.

Otro requisito para Uber y Cabify es firmar un convenio con la Secretaría de Movilidad en el que se comprometan a aportar el 1.5 por ciento del costo de cada viaje realizado. Estos recursos se destinarán a diseñar políticas públicas que apunten a mejorar el servicio de taxis concesionados, y la movilidad en el D.F.

Según un diario capitalino  consultó a representantes de Uber y Cabify, y ambos consideraron como positiva en lo general esta propuesta de acuerdo.

Mientras que en Querétaro el gobernador José Calzada Rovirosa, encontró la llave para que entre este servicio de taxis. El mandatario confirmó que habrá adecuaciones a los marcos normativos y jurídicos para operación de Uber en la entidad queretana. “La cuestión tecnológica llegó para quedarse”, dijo.

“No funciona así Uber, es una cuestión diferente, nosotros iremos también adecuando marcos jurídicos y marcos normativos y platicando con ellos”, indicó.

Y es que dijo que la creación de Uber es un tema de oferta y demanda, que llega a replantear el sistema de concesiones de estado para convertirse en necesidades de la sociedad, asegura que es un tema de fondo que debe analizarse.

Independientemente de ello sostuvo que seguirá apoyando a los taxistas tradicionales para la creación de su plataforma tecnológica y seguirá respaldándolos como desde el inicio de su administración, pero sí dejó claro que ya no hay tiempo para rifar más concesiones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo