Por abusos de la PGR de Tomás Zerón la libran cuatro detenidos del caso Ayotzinapa

El juez federal ordenó la libertad bajo reservas de cuatro detenidos por caso de la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinpa, desparecidos en Iguala, debido a que fueron torturados para declarar.

Así el juez federal ordenó su liberación por falta de elementos probatorios para un juicio en su contra; sin embargo, solo uno de los cuatro presuntos integrantes de Guerreros Unidos saldrá de prisión al no tener más acusaciones en su contra.

Hay que recordar que por órdenes del presidente Enrique Peña Nieto Tomás Zerón de Lucio fue el encargado de las investigaciones para resolver el caso de los 43 normalistas; sin embargo, sus argumentos no fueron aceptados por los padres de los normalistas ni por organizaciones internacionales.

Zerón de Lucio personalmente se encargo de interrogar a los detenidos, incluso se le ve en videos cuando lleva a personas para que le hagan “una reconstrucción de los hechos”, lo cual derivó en la polémica “verdad histórica”.

Tras las acusaciones Zerón renunció a su cargo como director en Jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República (PGR) y horas después fue designado como secretario Técnico del Consejo de Seguridad Nacional, cargo que actualmente ostenta.

El juez Primero de Distrito de Procesos Penales Federal, con sede en Tamaulipas, ordenó la liberación de El Cuasi, así como la de Martín Alejandro Macedo Barrera, El Becerro; Luis Alberto José Gaspar, El Tongo, y de Honorio Antúnez Osorio, El Patachín, por falta de elementos probatorios para un juicio en su contra. A todos se les relaciona con el grupo criminal Guerreros Unidos.

Quienes salen de las acusaciones en el caso de Iguala son Marco Antonio Ríos Berber, El Cuasi o La Pompi, quien de acuerdo con sus declaraciones, rendidas a la Procuraduría General de la República, fue el encargado de comprar el diésel que presuntamente se usó para incinerar los cuerpos de los 43 normalistas de Ayotzinapa el 26 y 27 de septiembre de 2014, en el basurero del municipio de Cocula.

No obstante, El Cuasi no abandonará la prisión, porque aún enfrenta una causa penal más.

Autoridades federales dijeron que de los cuatro, acusados por secuestro y delincuencia organizada, tres permanecerán en prisión; solo El Tongo recobrará su libertad por no existir una causa penal más en su contra.

La Procuraduría General de la República aún tiene oportunidad de imputar otros cargos si durante la pesquisa surgen más elementos en contra de estas personas.