Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

¡Sí hay acuerdo comercial trilateral!; le cambiarán nombre, se llamará USMCA

Finalmente Canadá llega a un acuerdo con Estados Unidos y salvan el tratado de libre comercio de América del Norte, pero ya no se llamará TLCAN, sino “USMCA” (United States-Mexico-Canada Agreement, por sus siglas en inglés), y habrá de firmarse a finales de nombre, antes de que se vaya Enrique Peña Nieto.

Para salvar el pacto trilateral tuvieron que llegar a convenios para impulsar el acceso de Estados Unidos al mercado de productos lácteos de Canadá y proteger a Ottawa de posibles tarifas automotrices de su vecino.

Estados Unidos y Canadá sellaron el domingo un acuerdo de último minuto para rescatar el TLCAN como un pacto trilateral, que incluye a México, salvando una zona de comercio abierto de tres países y 1.2 billones de dólares. En una declaración conjunta, las dos naciones dijeron que el nuevo pacto, USMCA, “daría como resultado mercados más libres, un comercio más justo y un crecimiento económico robusto en nuestra región”.

El Gobierno de Trump había dicho que Canadá debía firmar el texto del TLCAN actualizado antes de la medianoche del domingo (0400 GMT del lunes) o enfrentaría la exclusión del pacto. Washington ya había llegado un mes atrás a un acuerdo bilateral con México, el tercer miembro del TLCAN.

Trump culpó al TLCAN por la pérdida de empleos manufactureros en Estados Unidos y pidió cambios importantes en el pacto, que involucra 1.2 billones de dólares al año. Los mercados temen que su desaparición cause una gran perturbación económica.

El acuerdo trilateral se renovó luego de más de un año de negociaciones entre los tres países y con las presiones en repetidas ocasiones por parte del gobierno de Estados Unidos de convertirlo en acuerdos bilaterales entre las partes.

El nuevo Acuerdo Estados Unidos, México y Canadá tiene como objetivo atraer más empleos a los Estados Unidos, una promesa de la campaña de Trump.

Si bien evitó los aranceles, el acuerdo dificultará a los fabricantes mundiales de automóviles fabricar automóviles a bajo precio en México y en México.

También preservó un mecanismo de solución de controversias comerciales buscado por Canadá para proteger sus industrias de los aranceles antidumping de Estados Unidos incluso cuando Ottawa acordó abrir sus mercados de lácteos a los granjeros estadounidenses.