Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Acusación directa de corrupción sobre Emilio Lozoya, desde 2016 (VIDEO)

En México, el amigo personal del Presidente Enrique Peña Nieto, goza de impunidad. Emilio Lozoya, quien llevó la campaña del primer mandatario, y quien lo hizo director de Pemex fue acusado directamente por Luis Alberto de Meneses, quien fuera director de Odebrecht México de haber recibido sobornos.

Así lo declaró ante autoridades brasileñas y quedó establecido en una declaración videograbada realizada desde 2016, la cual corre por redes sociales.

El video de la declaración es parte de una investigación periodística realizada en varios países y difundida por la agrupación Quinto Elemento Lab y la Red de Investigaciones Periodísticas Estructuradas.

Meneses asegura que se vieron en Las Lomas y fue allí donde se le propuso un pago de 4 millones de dólares y Lozoya, presuntamente, otorgó números de cuenta para hacer los depósitos “y se hicieron varias transferencias por el valor acordado”.

La agrupación Quinto Elemento afirma en su sitio web que habrá más entregas de la investigación próximamente.

Lozoya ha asegurado en diversos momentos que nunca cayó en irregularidades ni actos de corrupción durante su encargo como director de Pemex ni como parte del equipo de transición del presidente Peña Nieto.

 

 

 

Según documentos obtenidos por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, la constructora brasileña Odebrecht transfirió 3 millones 140 mil dólares a una empresa establecida en Islas Vírgenes, ligada a Emilio Lozoya Austin, cuando fungía como coordinador de vinculación internacional en la campaña del presidente Enrique Peña Nieto en el 2012.

Meneses quien afirma que llevó relación con Lozoya desde 2009 y que le expresó su interés en participar en el proyecto de la refinería de Hidalgo, la cual se inició, pero no se concluyó.

Lozoya Austin ha sido señalado por recibir 10 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña a cambio de ganar una licitación de 115 millones de dólares para el proyecto de remodelación de la refinería de Tula.

Es juzgado por los delitos de cohecho, uso indebido del servicio público, peculado, lavado de dinero y del orden electoral.

La constructora brasileña ha estado envuelta en un escándalo tras admitir el pago de sobornos en más de 12 países.