Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Administración del PRD en Morelos deja sin luz y sin agua al Congreso

Se llevaron todo, ahí que Morena lo solucione. La venganza política de los perredistas y el desfalco al estado se nota en el Congreso local, donde la mayoría perredista no pago la luz ni el agua, y a unos días del cambio de administración de legisladores estarán a oscuras y sin vital líquido.

Luego de que una comisión de los diputados entrantes realizara un recorrido en el Congreso de Morelos para constatar las condiciones del recinto.

José Casas González, integrante de la LIV legislatura, lamentó la situación financiera del Congreso.

“Porque al igual que ustedes a través de los medios de comunicación nos hemos enterado que el Congreso no cuenta con los servicios y las necesidades básicas para poder llevar acabo esta protesta el día primero de septiembre.

“Les pedimos una visita cordial para poder saber si hay agua, si hay luz, si se cuentan con los elementos necesarios para poder el día primero de septiembre tomar la protesta de ley que nos corresponde”, indicó Casas González.

Habrá una segunda reunión, a principios de la próxima semana, para iniciar de manera formal con el proceso de entrega recepción, en donde les darán a conocer el tema administrativo y financiero del Congreso; además, se tendrán que llevar a cabo la conformación de las comisiones para que las salientes informen sobre los pendientes que deja cada una de ellas.

El Congreso de Morelos ha concluido su administración en medio del escándalo por jubilar a personas menores a los 35 años con documentación apócrifa, muchos de ellos esposas, amantes o familiares de los diputados.

Por su parte, la diputada electa del PRI, Rosalina Mazari Espín cuestionó que la sede Legislativa siga siendo una obra inconclusa, a casi seis años de que la 52 legislatura local le aprobó al gobernador, Graco Ramírez el crédito millonario por dos mil 806 mdp, dentro del que se presupuestó esa obra.

Mazari,  formó parte de aquella legislatura y ahora, seis años después regresa nuevamente como integrante de la LIV legislatura; después del recorrido que junto con sus próximos homólogos realizó por la ‘nueva’ sede Legislativa en la que despacharán a partir del 1 de septiembre, dio testimonio de una obra aún inconclusa.

La diputada recordó que ella fue una de las legisladoras que votó en contra de aquel endeudamiento, “porque nunca estuve de acuerdo”.

“Es penoso y es triste que un recurso que tuvo el gobierno del estado, no lo pudieron aterrizar en tiempo y forma para que la obra del Congreso del estado se concluyera al 100 por ciento”, precisó