Ahora quién quiere ser como Macron, por resbalones pierde apoyo en el Senado

Balance político. Gastos excesivos de maquillaje, reforma laboral que afecta a trabajadores, recortes en el presupuesto de defensa y demás polémicas que ha desatado el líder francés, Emmanuel Macron y ya empezó a pagar la factura.

Muestra de ello es que el partido centrista sufrió su primer golpe electoral, cuando sus rivales conservadores dominaron la elección al Senado en medio de un creciente desencanto con el liderazgo del presidente francés.

Esa pérdida dañan la legitimidad de Macron ahora que empieza a promover cambios poco populares a las leyes laborales francesas y otras reformas que espera revitalicen a la moribunda economía francesa.

Macron todavía podría aprobar sus reformas económicas pese a los resultados de la elección, porque la cámara baja del Parlamento tiene la última palabra en medidas, por encima del Senado, y porque los legisladores del partido conservador Republicanos apoyan muchos de los planes pro-empresariales.

Resultados parciales del ministerio del Interior revelan que los republicanos se enfilan a mantener su mayoría en el Senado, por casi la mitad de los 348 escaños.

Proyecciones de televisoras francesas indican que los Republicanos tenían entre 146 y 156 asientos en el nuevo Senado, en comparación a los 142 que tenían previamente

Francois Patriat, de ¡Republica en Acción!, de Macron, dijo que esperaba ganar entre 20 y 30 asientos – muchos menos que los 50 que tenía como objetivo. Eso sería un gran golpe tras obtener la gran mayoría en los comicios de la Asamblea Nacional realizados en junio.

 

Las piernas de su esposa, otra polémica

La esposa del hombre más poderoso de Francia, que oficialmente no tiene figura política en Francia desató otra polémica, pues a los 64 años de edad se atrevió a usan una minifalda, lo cual ha sido rechazada por una sociedad supuestamente abierta.

 

Brigitte Macron  durante la Asamblea General de las Naciones Unidas el pasado 20 de septiembre acompañó a su marido, Emmanuel Macron, a una reunión con la Premio Nobel de la Paz Malala Yousafzai. Para la ocasión, ella eligió un vestido corto negro que dejaba relucir sus piernas.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo