Al contrario de Aristegui y Gutiérrez Vivó, Brozo no es santo de la devoción de AMLO

Al contrario de Aristegui y Gutiérrez Vivó, Brozo no es santo de la devoción de AMLO

Contrario a lo que todos pensaban, el triunfo de López Obrador no benefició en nada a Brozo, el Payaso Tenebroso, pues al nuevo presidente electo no le hace gracia que el presentador regrese a los medios de comunicación, pues no lo considera una voz independiente dentro del mundo de la información.

Y es que mientras López Obrador está buscando a toda costa que periodistas como José Gutiérrez Vivó o Carmen Aristegui se integren a una cadena de televisión o la radio, en el caso del Payaso, ni siquiera ha mencionado su nombre como para considerarlo en su próximo proyecto.

Si bien, López Obrador ha dicho que casos como los de Gutiérrez Vivó o Carmen Aristegui son necesarios para que regrese la pluralidad a los medios electrónicos, por lo que toca al payaso, no lo considera serio, y mucho menos de fiar, como para ser un ejemplo de la libertad de expresión.

Pero más allá de que López Obrador no se ha pronunciado en torno al perfil de Víctor Trujillo, lo cierto es que muchos consideran que el payaso Brozo es verdaderamente un personaje libre en sus opiniones y su actuar, sin embargo, su trayectoria y proceder no han ido en ese sentido.

Dentro del partido Morena, no son pocos los que le recriminan a Brozo que haya estado al servicio de Televisa por años, y que ahora por arte de magia, y tras unos insultos a Peña Nieto, quiera dárselas de paladín de la libertad de expresión de buenas a primeras.

De hecho, en su último proyecto con la empresa Acustik Tv, fue dado de baja, porque a los dueños de ese consorcio no les pareció la fría relación que lleva Brozo con el actual gobierno entrante, y mejor prefirió darle las gracias, sin siquiera haber cumplido un año al frente de su noticiero.

Aunque Vítor Trujillo ha anunciado que actualmente está en busca de nuevos proyectos, y que pronto aparecerá en alguna parte, lo cierto es que de no ser dentro del mundo del internet, muy difícilmente encontrara una buena oportunidad en un medio masivo de comunicación, pues él no goza de los afectos de López Obrador.
Aún y con todo, no hay que descartar que Brozo en efecto surja de algún rincón remoto, pues como bien lo ha demostrado con su trayectoria al haber pasado por todos los medios habidos y por haber, en cualquier momento se arregla con un empresario, y lo veríamos de nueva cuenta pontificando en una televisora o una estación de radio alternativa.