Amaneció de malas Donald Trump; condiciona el TLC y dar por muerto el DACA

A través de su red social preferida, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con sacar a su país del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) si el gobierno de México no ayuda a contener el flujo de inmigrantes indocumentados y de drogas ilícitas.

“México está haciendo muy poco, nada más bien, para detener el flujo de personas por su frontera sur que luego entran a Estados Unidos. Se ríen de nuestras tontas leyes de inmigración. Deben detener el gran flujo de drogas y de personas o les voy a parar su vaca de dinero; el TLCAN. SE NECESITA EL MURO”, escribió Trump este domingo en su cuenta personal de Twitter.

El mandatario estadunidense también anunció que con su gobierno el Congreso federal ya no podrá llegar a un acuerdo sobre el acta de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), que dio empleo y residencia temporal a unos 800 mil inmigrantes indocumentados.

    

“A los agentes de la Patrulla Fronteriza no se les permite hacer correctamente su trabajo en la frontera sur (estadunidense) por las ridículas leyes demócratas liberales, como la de atrapar y liberar. Llegan caravanas más peligrosas (de indocumentados). Los republicanos deben usar la opción nuclear para aprobar leyes más severas, AHORA. NO MÁS ACUERDO DE DACA”, sentenció Trump en su primer mensaje matinal de domingo.

El impredecible presidente de Estados Unidos que en días pasados dijo estar a favor de que se llegara a un acuerdo con Canadá y México en las renegociaciones del TLCAN, cambió de parecer y ahora condiciona el futuro del acuerdo comercial tripartita a su deseo de usar al gobierno de Enrique Peña Nieto como agencia de inmigración al servicio de los Estados Unidos.

El pasado 22 de marzo, cuando Trump promulgó la ley de imposición de aranceles a las importaciones de acero y aluminio de China, recordó que a las de Canadá y México les daba una prórroga de 30 días sin castigo de impuesto por ser socios de su país en el TLCAN, compromiso comercial del que incluso ese día matizó que se renovaría gracias al proceso de renegociación al que está sujeto.

No es la primera ocasión que Trump le exige al gobierno de Peña Nieto ponerse el uniforme de la Patrulla Fronteriza estadunidense. El presidente de Estados Unidos ha demandado al gobierno mexicano que además de detener el flujo de inmigración centroamericana, restrinja el movimiento de los mexicanos en la frontera norte de México.

Respecto a los inmigrantes indocumentados beneficiados por DACA, a quienes se les identifica como dreamers, éstos se encuentran en un limbo jurídico.

El pasado 5 de marzo, Trump anuló DACA y retó al Congreso federal de su país a definir un proyecto de ley para regularizar el estatus de residencia y laboral de los soñadores.

La Corte Suprema de Justicia intervino en el caso de DACA y congeló las intenciones del gobierno de Trump de poner en estado de deportación a los dreamers, permitiéndoles que se queden por tiempo indefinido en Estados Unidos hasta que el Congreso legisle en consecuencia.