Con todo y amenazas, piensan firmar nuevo TLCAN antes de elecciones

Siempre y cuando haya flexibilidad de las tres partes… Aunque no sonó muy convencido, Ildefonso Guajardo, titular de la Secretaría de Economía (SE), consideró que existen posibilidades para que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), concluya antes de las elecciones del próximo primero de julio.

“Hay la posibilidad de que, en cualquier momento, si las partes tienen la flexibilidad necesaria y podemos encontrar el equilibrio que nos sirve a todos, puede ver una posibilidad del fin del mes de marzo o a inicios de abril o en cualquier momento durante la campaña mexicana o en cualquier momento, la verdad es que los tiempos del acuerdo se van a determinar por la calidad del acuerdo y no por la prisa electoral”, dijo el secretario.

Guajardo dejó en claro que el objetivo de las negociaciones es fortalecer el acuerdo en beneficio de los tres países socios del acuerdo, más allá del factor tiempo.

“Si yo como el responsable de este gobierno de cerrar la negociación, no logro cerrarla con un acuerdo que yo pueda defender públicamente como del interés de México, no la voy a cerrar, porque no voy absolutamente a ganar nada, no solo me van a poner una golpiza por decirlo elegantemente en el debate político”, aseguró.

La renegociación del TLCAN tiene avance de 60 por ciento y podría concretarse antes de las elecciones presidenciales en México, aseguró el secretario durante la 81 Convención Bancaria.

“Hoy lo veo un 60-40 de posibilidad, hay manera de acomodar, hay que ser realistas. La regla de origen para la industria automotriz fue diseñada en un año que no tienen nada que ver con un auto de ahora. Claramente no será el 85 por ciento que quiere Estados Unidos, pero si hay espacio para fortalecer esa regla”, dijo Guajardo.

Detalló que seis capítulos han sido cerrados oficialmente y hay otros siete muy próximos de finalizar, con lo que suman 13, de un total de 30 capítulos.

“En el último paquete de la negociación es el que va a definir si hay NAFTA o no”, ya que incluye objetivos del presidente Donald Trump, como reducir el déficit comercial, enfocado en el elemento de las reglas de origen en el sector automotriz y el concepto de “Primero Estados Unidos”, señaló.