AMLO dice que Larrea es millonario sin corazón y se desploman sus acciones

Sí es un peligro para los empresarios. El empresario Germán Larrea, presidente del Consejo de Grupo México, envió una carta a empleados, colaboradores y accionistas de sus empresas, en la que advierte sobre los riesgos de un “modelo populista”, como el de Andrés Manuel López Obrador y sus acciones sufrieron una abrupta caída.

La acción del conglomerado estaba en 68 pesos y al cierra de la actividad de ayer miércoles ya rondaba los 50 pesos por acción.

Durante un mitin en Poza Rica Veracruz, López Obrador advirtió que tenía que abordar el asunto porque hay una campaña puesta en marcha “para asustar al pueblo” y, aunque en estos días han aparecido situaciones similares con empresas como Vasconia y Herdez, se refirió particularmente al presidente de Grupo México, a quien calificó de empresario y “traficante de influencias”, así como beneficiario del “periodo neoliberal”, para enseguida recordar el origen del ascenso en su fortuna.

“Yo entiendo que Germán Larrea no quiera el cambio, porque a él le ha ido muy bien. Antes de Salinas no aparecía en la lista de los hombres más ricos del mundo, empieza a aparecer a partir de que Salinas de Gortari le concesionó, le remató la mina histórica de Cananea, en Sonora. Se hizo una evaluación en ese entonces y esa mina, que estaba en manos de la nación, que era empresa pública, costaba 2 mil millones de dólares”.

Pero Larrea Mota no es el único empresario que direccionado el voto de sus empleados contra el abanderado de “Juntos Haremos Historia, también lo hizo el Grupo Bal, y del cual también puede haber repercusión en sus acciones, aunque depende menos del gobierno para subsistir.

En el caso de Femsa no gustó a sus tenedores el video del director ejecutivo José Antonio Fernández Carvajal que llamaba a evitar el populismo.

En Kimberley Clark los accionistas estadounidenses ya han advertido a Claudio X. González que la empresa no suscribirá comunicados de corte electoral.