AMLO prometió defender a los migrantes; Durazo habla de endurecer la política

Verdad que no concuerdan las declaraciones que realizó Alfonso Durazo, virtual senador y hombre propuesto para encabezar la Secretaría de Seguridad Pública durante su administración, en el sentido de endurecer la política migratoria en la frontera sur, con las que realizó en campaña Andrés Manuel López Obrador.

Lo que sí están es acordes a esta especia de luna de miel que goza al futuro presidente mexicano y el mandatario Donald Trump y a la vista que este viernes realizan funcionarios del gobierno de Estados Unidos.

Organizaciones no gubernamentales (ONG) ya han manifestado su “preocupación” sobre la propuesta de crear una “fuerza policíaca altamente especializada”, entre cuyas prerrogativas estaría impedir que migrantes indocumentados y traficantes de personas crucen México, lo que a menudo ocurre “con la ayuda de funcionarios corruptos”.

   

En un comunicado conjunto, las ONG y albergues de indocumentados que a menudo denunciaron y combatieron las medidas antiinmigrantes implementadas durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, señalaron que de llevarse a cabo la medida propuesta por Alfonso Durazo, “no sólo se atentaría contra el derecho de las personas a migrar, sino que aumentaría el número de violaciones a derechos humanos de esta población”.

En su comunicado, las organizaciones repudiaron una política “que tenga en el centro la seguridad fronteriza, pues contar con una policía fronteriza –abundaron– no es una medida humanitaria y no garantiza una mejor calidad de vida para estas poblaciones”.

En ese tenor, señalaron que las declaraciones de Durazo van en sentido contrario a lo expresado por López Obrador, quien prometió defender “a los migrantes de México, de América Central, de todo el continente americano, y a todos los migrantes del mundo que por necesidad tienen que abandonar sus pueblos para irse a ganar la vida a Estados Unidos.

“Es un derecho humano que vamos a defender”, reiteró cuando era candidato el tabasqueño.

Las declaraciones de Durazo ocurren a dos días de la visita a México de altos funcionarios del gabinete del presidente estadunidense Donald Trump, entre ellos Mike Pompeo, Kirstjen Nielsen y Jared Kushner, respectivos secretarios de Estado y de Seguridad Interna, y yerno de Trump.

Este viernes 13, esos funcionarios se reunirán de manera “informal” con López Obrador, Marcelo Ebrard Casaubón –futuro canciller–, Durazo y otros integrantes del gabinete de transición del próximo presidente de México.

Este jueves, el diario The Washington Post reportó que la administración de Trump busca concretar un acuerdo migratorio con el gobierno de Peña Nieto antes de que éste abandone la Presidencia.

Dicho acuerdo convertiría a México en la primera “puerta de entrada” de Estados Unidos para los solicitantes de asilo y refugiados.

Lo publicado señala que Trump anhela que López Obrador valide ese acuerdo una vez en el poder, y el gobierno de Estados Unidos estaría dispuesto a apoyar económicamente a México para implementarlo.