Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AMLO se quiso enfrentar a la selección y perdió; no llenó el estadio de Veracruz

Andrés Manuel López Obrador, quiso medirle el agua a los tamales y salió bien quemado. El candidato presidencial de “Juntos Haremos Historia” (Morena-PT-PES), pretendió comprobar si era más fuerte que la selección mexicana de futbol al programan magno mitin en Veracruz, pero la gente prefirió ver el partido que al tabasqueño.

La casa de los tiburones rojos de Veracruz tiene capacidad para 30 mil personas; sin embargo López Obrador solo pudo reunir unas cinco mil personas que se centraron en la cancha del estadio y uno que otro en las gradas que en lo general se apreciaron vacías.

Desde Nicolás Romero, Estado de México, el candidato presidencial a la República de la coalición Por México al Frente (PAN, PRD y MC), Ricardo Anaya Cortés se burló de López Obrador.

El que anda todo triste y todo chiveado es ya saben quien, porque hizo un evento hoy en la mañana en Veracruz y dijo voy a llenar el estadio ¿y qué creen? No llenó ni la cancha, las gradas todas vacías”. Además dijo que “los de Morena ya están como los equipos malos de futbol, esos que ya quieren que se acabe el partido porque se están desmoronando, saben que cada minuto qué pasa les ganamos terreno y que el 1 de julio les vamos a meter una goliza”, aseguró Anaya.

Sin embargo, el tres veces aspirante a la presidencia de la República dijo que combinará la vida política con la temporada futbolera.

“Vamos a estar combinando el futbol con nuestra actividad política, vamos a estar con un ojo al gato y otro al garabato”, dijo en el Pirata Fuentes.

A mitad del primer tiempo, después del tiro penal del delantero Carlos Vela, el tabasqueño entró a los camerinos de la casa de los tiburones, acompañado de su esposa Beatriz Gutiérrez Müller e hijo menor, Jesús Ernesto, quien ya celebraba el 1-0 favor México: “¿Oíste?, fue gol”.

La gente se aglutinó en las gradas bajas, resguardándose de un sol que alcanzó los 30 grados centígrados; mientras que en las gradas altas no se pudieron disimular los asientos vacíos con los lonas de apoyo pro AMLO.