Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

AMLO suaviza; ya no es bancarrota, es crisis

Al ser abordado por los medios de comunicación a su llegada a La Paz, Baja California Sur, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ya más moderado habló de crisis, no de bancarrota, palabra que levantó polvo en grupos empresariales y políticos.

Dijo que hay camajanes (holgazanes que viven a costa de los demás) del conservadurismo que manipulan la información y “prensa fifi”; reiteró que hay algunas personas que no les gustó que haya usado el término bancarrota, pero es verdad porque México está en crisis.

“Sostengo que hay crisis en México y que hay mucha pobreza, mucho abandono, mucha inseguridad, mucha violencia y que ha resultado un fracaso la política económica neoliberal, y que la vamos a cambiar”, dijo de entrada López Obrador.

En el aeropuerto de La Paz, el presidente electo recalcó que la situación de inseguridad y la violencia en el país, así como la falta de crecimiento económico, entre otros factores son la evidencia del fracaso del neoliberalismo, una realidad que se puede pasar por alto.

   

Arremetió contra el neoliberalismo. “¿Ha estado muy bien el neoliberalismo? ¿Hay que aplaudirle? ¿Por qué no aceptan que fue un fracaso la política neoliberal, que sólo benefició a una pequeña minoría, empobreció a la mayoría del pueblo, produjo la inseguridad, la violencia, por qué no aceptarlo, por qué no reconocerlo?”.

Después también les dejó un “recuerdito” a los medios de información; les pidió que sean autocríticos y que acepten que existe una crisis en el país.

“Se dedicaron algunos medios de información, durante estos 30 años a aplaudir y a callar, a obedecer y a quemarle incienso al régimen, de un partido o de otro y ahora que digo que está mal la situación, que hay una crisis (usé la palabra bancarrota), se me lanzan, interpretan, de que me estoy lanzando para atrás y de que no voy a cumplir los compromisos”.

En ese contexto, reiteró que a pesar de que la situación no es la mejor para iniciar su administración, cumplirá sus promesas de campaña. “Falso, voy a cumplir todos mis compromisos, nada más que sí quiero que se tenga conocimiento del punto de partida”, enfatizó.

Cuestionado sobre una posible contradicción, al haber declarado hace uno semanas que había estabilidad financiera y unos días después afirmando que el país está en bancarrota, el tabasqueño señaló que la crisis no se puede medir sólo en variables macroeconómicas y que la pobreza, la inseguridad y la violencia son problemáticas que ponen de manifiesto la crisis.