Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Anastasia, el nuevo dolor de cabeza de Trump; dice tener grabaciones de la trama rusa

a joven bielorrusa, Anastasia Vashukévich, mejor como Nastia Ribka, fue detenida en Tailandia, por impartir un “curso sexual”, pidió asilo político a Estados Unidos a cambio de información sobre la “trama rusa”

“Fuimos detenidos por la policía tailandesa, que quiere extraditarnos ahora a Rusia. Pedimos que se nos conceda asilo político y se nos brinde protección cuanto antes porque tenemos información importante para EE.U.U y ponemos en serio riesgo nuestras vidas”, dice la carta divulgada por el canal ruso RT.

La carta, que junto a Ribka firman otras nueve personas, también detenidas sostiene que su arresto es consecuencia de “un gran escándalo político” en Rusia, que se desató tras la salida a la luz de la última investigación anticorrupción del líder opositor ruso, Alexéi Navalni.

             

Ese estudio, dice la carta, se basó en “uno de nuestros videos sobre la conexión entre el viceprimer ministro ruso (Serguéi) Prijodko y el oligarca Oleg Deripaska”, uno de los magnates rusos más ricos.

A principios de febrero, Navalni difundió un video en el que acusaba a Deripaska de sobornar al vicepresidente del gobierno ruso y mencionaba la supuesta conexión del primero con la llamada “trama rusa” de EU a través del exjefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort.

En el polémico video aparecían imágenes de otra grabación, publicadas inicialmente en el Instagram de Ribka, que mostraban a Deripaska y a Prijodko navegando por las aguas noruegas en un yate en compañía de la detenida, una chica “escort” a la que Navalni califica de prostituta.

Ribka ya se había dirigido a los medios estadounidenses, ofreciéndoles información sobre la relación de los rusos con “Manafort, Trump y todos los escándalos en torno a las elecciones de Estados Unidos”.