Anaya apesta en el PAN; Marko Cortés ya lo desconoce

Sin que el gallo cantara Ricardo Anaya, expresidente del Partido Acción Nacional (PAN) y excandidato a la Presidencia de México ya es desconocido por varios de sus excolaborados y todo por la lucha por el poder en el blaquiazul que pronto renovará su cúpula.

Uno de ellos es el coordinador de los diputados panistas, Marko Cortés Mendoza, quien rechazó formar parte del llamado “anayismo”, y asienta que él tiene su propia historia.

Negó ser un colaborador cercano de Anaya Cortés, y asegura que ha trabajado con diversos liderazgos.

“Lo digo con total claridad: yo soy Marko Cortés, y soy panista de corazón, de convicción en los tiempos buenos y en los tiempos malos. Yo he estado en las diversas etapas del partido, y a mí, si se me puede poner un apellido adicional a los míos, que sea: panista”.

El senador Héctor Larios dijo que es inaceptable para el partido que se quiera optar por la “continuidad” de la actual dirigencia de Ricardo Anaya y su grupo político, mediante la imposición de una candidatura como la del diputado Marko Cortés, para la presidencia del partido.

Incluso, alertó que “hay un importante número de liderazgos del PAN que quisieran que no haya esa continuidad; independientemente de su propia trayectoria, vemos que (Marko Cortés) tiene un conjunto de compromisos con los que carga y que le impedirá ser auténticamente un liderazgo que permita que el PAN vuelva a surgir”, dijo.

El senador yucateco Daniel Ávila anticipó que el debate que debiera haber para saber lo que pasó y lo que falló en el proceso electoral del pasado 1 de julio, que llevó al PAN la estrepitosa derrota, “se convertirá más en un fuerte cobro de facturas, debido a que Ricardo Anaya y Damián Zepeda lastimaron y maltrataron a la militancia con muchas de sus imposiciones”.