Animal Político destapa megafraude en el IMSS que involucra a Mikel Arriola y al secretario de Hacienda

El sitio digital Animal Político destapó la cloaca que en el instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) representa una red de complicidades para otorgar, mediante licitaciones simuladas, contratos por 674 millones de pesos, en los periodos que estuvo por dirigido por dos reconocidos peñistas, José Antonio González Anaya y el actual candidato a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola.

El IMSS entregó un total de 248 contratos a una red de seis empresas proveedoras de equipo e instrumental médico, que son propiedad de ¡una misma familia!. Dacega Corporation, DCG Technology, Carimed Equipos, MED Prime, International Equipment JCB e Innovación MEC forman la red que administra María Isabel Camacho, y en la que participan sus hijos, una hermana, sobrina, empleados y exempleados, según consta en actas del Registro Público de la Propiedad y del Comercio.

De las seis compañías beneficiadas, María Isabel Camacho aparece como apoderada en cinco, también es administradora de una de ellas, según las actas constitutivas; dos tienen el mismo domicilio fiscal (Dacega y Carimed).

Otro dato revelador es que para las licitaciones intercambian domicilios y representantes ante el IMSS: Daniel Gutiérrez, hijo de Isabel, ha representado a tres empresas y Guadalupe Camacho, su tía, a cuatro.

   

Esta red simuló competir en licitaciones sin que el IMSS lo objetara y regaló viajes a funcionarios para obtener favores.

Incluso, estas empresas siguieron como proveedores del IMSS aun cuando se comprobó que falsificaron registros sanitarios de los equipos médicos que vendían, tal como confirmó a Animal Político la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Las empresas se dedican a la venta de equipo médico de alta especialización, como Unidades de rayos x, electrocardiógrafos, camas, camillas, unidades de monitoreo de signos vitales y unidades de anestesia para atender a los pacientes del IMSS.

La investigación periodística mostró que estas empresas se crearon unos meses antes de que empezaran a ganar contratos. Aun así, obtuvieron 489 millones de pesos sin competir con nadie, ya sea con procedimientos de adjudicación directa o por invitación a tres proveedores, en los que participaban las mismas integrantes de la red.

El beneficio económico de esta red alcanza 674 millones de pesos.

Un ejemplo de las irregularidades es la licitación E367-2016. Ahí el IMSS invitó a “competir” a todas las empresas de la red: MED Prime, JCB, DCG, Dacega, Carimed e Innovación MEC, aun cuando cinco de las seis empresas tienen como apoderada legal a María Isabel Camacho, dos de ellas comparten oficinas y en otras dos, los socios son sus hijos.

También hay constancia de que los funcionarios que asignaron los contratos recibieron boletos de regalo para viajar a Miami y a Pekín. Tres funcionarios del IMSS, quienes firmaron casi la mitad de los 248 contratos, por ejemplo, viajaron en 2014 a Miami con boletos pagados por las empresas.

A pesar de las irregularidades, el IMSS informó que aún no investiga a ninguna de las empresas de la red o a sus representantes.