Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Antigrito acusa: narcobierno ha cobrado miles de vidas

A unos días de que se cumplan cuatro años de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, los padres de estos jóvenes dijeron que defenderán hasta las últimas consecuencias la sentencia de un Tribunal Colegiado que ordena crear una comisión que investigue el paradero de los alumnos.

En un evento llamado el “antigrito” explicaron que la integración de tal instancia es la garantía de que se constituya un mecanismo extraordinario que indague el paradero de los 43, esclarezca lo sucedido el 26 de septiembre de 2014 en Iguala y se sancione a los responsables.

En el Hemiciclo a Juárez y acompañados por organizaciones sociales y jóvenes de la Normal Rural de Ayotzinapa, los padres de familia dijeron que seguirán exigiendo al gobierno la presentación con vida de los 43.

Al aludir a los festejos por la independencia del país, resaltaron que los héroes de esa gesta se avergonzarían de saber que este gobierno desapareció a los 43 estudiantes y a miles de personas más; que ha asesinado a campesinos como los de Nochixtlán, Tanhuato y Arantepakua; que ha encarcelado a decenas de luchadores sociales; que se ha enriquecido a costa de la miseria de millones y que la violencia que genera el narcogobierno ha cobrado miles de vidas.

Manifestaron su rabia porque las autoridades gubernamentales se niegan a investigar dónde están los 43 desaparecidos y se preguntaron por qué se aferran a una tesis sin sustento científico ni fáctico y por qué no impulsan otras líneas de investigación, como el ejército mexicano y la Policía Federal, a quién le cuidan la espalda, señalaron.

En su pronunciamiento dijeron no comprender qué tiene de malo acatar un fallo judicial de un tribunal mexicano que ordena crear la comisión de investigación.

Los padres de familia de los normalistas expresaron que lo único que han obtenido por respuesta es el encubrimiento desde las más altas esferas del poder, de funcionarios de primer nivel implicados en el caso.