Armando Ahued ya se destapó para liderar la CDMX

El secretario de Salud de la Ciudad de México, Armando Ahued, quien fuera llevado a la administración pública por Marcelo Ebrard, también dijo soñar con ser el próximo jefe de gobierno de la Ciudad de México, por lo cual no se descartó para disputar la candidatura en el 2018.

Ahued, quien ya tiene 10 años dentro de la Secretaría de Salud, primero como subsecretario y después a la cabeza de la dependencia en parte del gobierno de Marcelo Ebrard y ahora, con Miguel Ángel Mancera.

“Ahorita mi trabajo y mi dedicación es la salud y seguir trabajando en mi responsabilidad porque tengo una responsabilidad con Miguel Ángel Mancera, mi querido jefe y amigo, que me dio esta responsabilidad y me siento muy comprometido por supuesto con la salud de todas y todos los habitantes de la Ciudad de México”.

Ahued no es militante del PRD, sin embargo es bajo ese partido que ha mantenido su presencia política, pero también podría postularse por Morena, aunque la pelea en ese partido está más complicada, pues la rivalidad en el favorito para gobernar se lo comería vivo.

Hay que recordar que el secretario de salud es de los personajes cercanos a Marcelo Ebrar, quien podría regresar a la escena política como miembro del Morena de López Obrador.

Así que el secretario de salud mejor le convendría coquetear con el sol azteca y la pelea le sería menos complicada. Estaría dando pela a los no militantes y que forman parte del gabinete del jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, como son Manuel Granados y Salomón Chertorivsky.

Por el lado de los militantes, destacan la dirigente nacional Alejandra Barrales y el delegado en Gustavo A. Madero, Víctor Hugo Lobo Román.

Lobo Román es el único de los seis delegados del PRD que está en la competencia y que además gobierna la segunda demarcación más poblada de la capital.

Entrevistado luego de poner en marcha clases de Capofitt, en la columna del Ángel de la Independencia, sañló: “en su momento tomaré alguna decisión, todavía falta tiempo para esto y bueno, simplemente decirles que no me descarto”.

Explicó que en un sexenio no es posible que se termine la implementación de una política de salud pública, por ejemplo, la lucha contra la obesidad y el sobrepeso.

Sin embargo, se apuesta por generar conciencia entre la población poniéndoles a disposición —y de manera gratuita— clases de baile, de box y ahora, de capoeira.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo