Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Astudillo, igual que Peña, quiere que se hable de “sus logros” en Guerrero

Califica a Anaya de pesimista por mostrar la inseguridad en Guerrero. El gobernador Héctor Astudillo Flores también pide que se hable bien de su ese estado, donde según él, se ha disminuido la pobreza, la violencia y ha mejorado mucho.

“Como gobernador me corresponde defender mi estado y a mis paisanos. No puede venir Anaya a insultar a los guerrerenses diciendo que todos somos violentos”, dijo Astudillo tras las declaraciones de Ricardo Anaya, precandidato de la alianza “Por México al Frente” conformada por el PAN, MC y PRD.

“Tenemos problemas, pero yo creo que le faltó que alguien le explicara (a Anaya) que en turismo hemos sido muy exitosos”, comentó el gobernador Astudillo, quien recordó que la inversión inmobiliaria y en desarrollos turísticos ha ido a la alza, al igual que el empleo, mientras que ha decrecido la pobreza extrema, así como los índices de violencia han decrecido ligeramente en comparación con años anteriores a 2017 y además, según él, la gobernabilidad en Guerrero se ha recuperado.

             

“Me parece que es muy grave que en el ambiente electoral, venga (a Acapulco) y diga que todo está mal en una tierra que (Anaya) no conoce”, afirmó Astudillo Flores

Astudillo señaló que “en Guerrero hay gente trabajadora que todos los días sale adelante y que merece respeto de los políticos que con el afán de protagonismo, ofenden e insultan de manera impune, como lo ha hecho Ricardo Anaya, aspirante a la Presidencia de México”.

Y añadió que “no es el ánimo del gobernador del estado estar peleando con los precandidatos que vengan a Guerrero, pero qué grave es quedarse callado cuando viene alguien y dice que todo está mal. Y eso no está bien, porque no queremos que cualquiera venga y sienta que en Guerrero cualquiera puede venir a ofendernos y descalificarnos y nadie le diga nada, no somos indignos”.

Astudillo, otro que quiere ocultar la ingobernabilidad con palabras.