Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Atentado terrorista explosión de ferry; Borge desestabiliza a control remoto

El gobierno de Quintana Roo que encabeza el panista de origen priista Carlos Joaquín González no quería reconocer que la explosión del pasado 21 de febrero en uno de los ferry que conectan Playa del Carmen con Cozumel fue provocada por artefacto explosivo intencionalmente, es decir un atentado terrorista.

A unos minutos de la explosión la administración del priista, adoptado por el PAN, señaló que la explosión se originó por acumulación de gases, y ya estaba resuelto. Sin embargo la participación del FBI encendió las alertas al afirmar que fue una bomba la que ocasión la explosión.

Luego de las alertas encendidas por los gobiernos de Estados Unidos y la Gran Bretaña no quedó más que aceptar que fue un acto terrorista, por lo cual Canadá se une a la alerta que prohíbe a personas de esos países visitar Playa del Carmen y Cozumel.

             

La Marina y la Agencia de Investigación Criminal de la PGR no pudieron esconder que los pedazos de cartón café con forma cilíndrica como los que se usan en los rollos de papel de baño, en los cuales se concentró la combinación explosiva que se utilizó para ocasional el daño de una nave que le pertenece a la familia del exgobernador priista Roberto Borge, quien está preso acusado de corrupción.

 

Acusan de autoatentado para desestabilizar

Así como dieron el primer dictamen, el gobierno de Carlos Joaquín González, ahora señalar que se trata de un atentado perpetrado por familiares del mismo exgobernador. Esa versión apoyada desde el primer día que el FBI dijo que fue ocasionado, por el secretario de Gobernación Alfonso Navarrete Prida quien puso el dedo en los Borge.

Luego de esa explosión, el 1 de marzo, buzos de la empresa de la familia de Borge, denunciaron a la Marina que habían encontrado otro dispositivo en otro de sus ferry que llevaba refacciones a Cozumel, según las mismas fuentes, la Marina recogió y desactivó el artefacto, y la Agencia de Investigación Criminal determinó que era similar al que explotó una semana antes, pero más sofisticado.

La diferencia que este tenía un dispositivo para activarse a control remoto.

La teoría del autoatentado se ha manejado desde hace una semana, pues según el gobierno local se vio al papa de Roberto Borge con una mochila subir al ferri que explotó.

Hay un video revelador en el cual se ve a un hombre al momento de subir al ferri con una mochila y luego abandona la embarcación sin ella luego se da el estallido. Según se trata de Roberto Borge Martín padre del exgoberndor priista.

La indagatoria involucra el objetivo de destruir el ferry, sino a cobrar un seguro… ¡de cuatro millones de dólares!

Con la poca credibilidad que tiene la PGR es la encargada de seguir las investigaciones y presentarlas ante un juez que dictaminará qué sucedió.