Baja el precio de la gasolina, en EU; en México sigue a la alza

Presumen de un peso fuerte y que nuestro petróleo se vende como nunca. Aunque en Estados Unidos, el precio de las gasolinas ha ido a la baja en nuestro país el alza no da tregua, pues es el principal recaudador para el gobierno federal.

De agosto de 2017 a la fecha, la gasolina Magna registró un aumento de 4.02 pesos por litro, lo que representa un incremento del 25 por ciento. La gasolina Premium pasó de 17.39 pesos a 21.06 pesos por litro, lo que representa alza de 21.1 por ciento en un año, equivalente a 17.39 pesos en gasolineras de la Ciudad de México.

Mientras que el diésel también ha aumentado de precio en el mismo periodo, en agostos de 2017 costaba 16.17 pesos por litro, al 15 de agosto de 2018 se vende en 20.15 pesos.

Y en Estados Unidos que compra petróleo a México, desde mayo de 2018 el precio de la gasolina similar a la Magna se ha reducido de 2.901 dólares por galón a 2.843 dólares al 13 de agosto. La Premium de un costo de 3.460 dólares por galón, pasó a 4.441 dólares y el diésel se ha ajustado al alza y a la baja.

Esto quiere decir que los costos de los combustibles en Estados Unidos a pesos mexicanos, la similar a la Magna equivale a 14.38 pesos, en comparación con los 19.59 pesos en México, la Premium cuesta en Estados Unidos 17.41 pesos y en México 21.06 pesos.

Y es que en México suman 12 meses consecutivos de aumentos en los precios de las gasolinas y el diesel. Una tendencia que contrasta con lo que ocurre en el mercado de Estados Unidos, que es tomado como una referencia para fijar los precios en el país, pues en esa economía y durante los últimos tres meses los precios han ido a la baja.

Información de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la US Energy Information Administration, órgano del Departamento de Energía de Estados Unidos, muestra que la política de precios y lo que cobran los gasolineros en México no está respondiendo a los parámetros que fijan los mercados internacionales, en especial el estadounidense.