Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Balas de goma y gas lacrimógeno, la defensa de EU ante invasión de migrantes (VIDEO)

Serán deportados quienes participaron en la intentona dice Segob. Agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos realizó disparos de goma y lanzaron gases lacrimógenos a un grupo de migrantes que intentaron romper una cerca en la frontera con México, luego que autoridades estadunidenses cerraron el paso en la garita de San Ysidro.

Se calcula que unos 500 migrantes trataron de entrar a la fuerza a Estados Unidos, tal y como lo hicieron de Guatemala a México, usando a menores de edad como escudo; sin embargo la guardia estadounidense respondió con bombas de gas lacrimógeno y aquellos que trataron de quitar el alambre de púas fueron detenidos con balas de goma.

Imágenes de video difundidas en redes sociales mostraron a cientos de migrantes que corrían hacia la frontera de Estados Unidos en San Diego, desde la ciudad mexicana de Tijuana.

Hubo momentos de tensión luego de que los elementos de la Policía Federal intentaron bloquear el paso a los migrantes; sin embargo, estos rompieron el cerco, lo que causó distintos disturbios.

Debido a ello, los migrantes han intentado cruzar a Estados Unidos por otros puntos de la ciudad fronteriza.

Los migrantes que intentaron cruzar el muro fronterizo y la garita de El Chaparral serán detenidos y deportados, aseguró el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida.

 

El funcionario mexicano rechazó las acciones de las personas que rompieron el cerco policiaco y recalcó en entrevista telefónica con Milenio Televisión que “no es la manera en que deben actuar. Sabían que de ninguna manera iban a ingresar a territorio norteamericano de esa forma”.

Navarrete Prida aseguró que se reforzarán los puntos donde se tuvieron dificultades, pero las autoridades mexicanas no desplegarán a fuerzas militares, sino que México seguirá ofreciendo ayuda a los migrantes centroamericanos en las ciudades de Mexicali y Tijuana, Baja California.

De acuerdo con el titular de la Secretaría de Gobernación entre el grupo de migrantes existen “provocadores” que ponen en riesgo las caravanas, a mujeres y niños, así como la posibilidad de alcanzar algún tipo de ayuda, refugio o asilo.