Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Bannon está loco, así lo califica el orate de Donald Trump

Steve Bannon, quien fue la el cerebro de Donald Trump, criticó al primogénito de la familia Trump y la venganza del presidente fue contundente y mordaz, con tintes de humillación y denigración.

“Steve Bannon no tiene nada que ver conmigo o con mi presidencia. Cuando fue despedido no solo perdió su trabajo, perdió la cabeza”, sentenció en un comunicado, minutos después de que se revelaran acusaciones contra el primogénito de la familia, Donald Trump júnior.

Bannon, según los primeros extractos reseñados primero por The Guardian y publicados después en The New York Magazine, habría descrito como “traidor” y “antipatriota” la reunión en junio de 2016 entre Donald Trump Jr. y emisarios rusos que habrían prometido material comprometedor de la candidata demócrata, Hillary Clinton.

“Van a aplastar a Don júnior como si fuera un huevo en televisión nacional”, asegura Bannon sobre el primogénito de los Trump.

Esa no fue la única revelación que hizo Steve Bannon sobre el mandatario en el libro del periodista Michael Wolff, “Fire and Fury”.

En el libro se cita también a Bannon diciendo que está seguro de que Trump Jr. llevó a los rusos a una reunión con su padre en la Torre Trump. La cita fue organizada por Trump Jr. y a ella acudieron también el yerno del mandatario, Jared Kushner, y su entonces jefe de campaña, Paul Manafort.

“Los tres tipos importantes de la campaña pensaron que era una buena idea reunirse con un gobierno extranjero dentro de la Torre Trump en el salón de conferencias del piso 25, sin abogados. No tenían abogados”, dijo Bannon en el libro.

“Aunque pensaras que no era algo traicionero, antipatriótico o una mierda -y yo pienso que es todo eso- hubo que haber llamado de manera inmediata al FBI”, agregó. Bannon fue citado diciendo también que “es imposible que Don Jr. no llevara a estos borrachos a la oficina de su padre, en el piso 26”.

Trump acusó a su ex jefe de Estrategia de filtrar informaciones falsas cuando estaba en la Casa Blanca para aparentar ser más importante de lo que era en realidad, de no haber hecho aportes de importancia a la victoria electoral y hasta del fracaso en una elección local en Alabama.

En su nota oficial, Trump dijo: Bannon “raramente tuvo reuniones individuales conmigo, y solamente aparenta tener influencia ante personas que no tienen ni acceso ni información”.