Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Barrales culpa a Barbosa por escándalo del departamento de Miami

La líder nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Alejandra Barrales, busca un distractor para que los reflectores del escándalo apunten hacia otra dirección. Por ello, culpa al senador Miguel Barbosa, con quien ha tenido conflictos las últimas semanas de haber filtrado la información de su lujoso departamento que tiene en Miami.

“En esta era política es difícil creer en casualidades, efectivamente, yo he señalado al Senado de la República como la fuente” de información de ese departamento que tiene valor de un millón de dólares y que según ella, se ha ganado gracias a su trabajo.

“Además hay que decirlo, y no me voy a cansar de decirlo porque así es, es que yo lo hice público; esto se conoce porque yo di los datos y lo que se tiene es una información que no es exacta, que no es precisa y que es tendenciosa. Por eso me interesa hacer estas aclaraciones”, señaló.

Sin embargo, no ha aclarado cuánto ha ganado como funcionaria pública ni cuáles han sido las ganancias como empresaria. Tampoco ha mostrado las obras de arte ni su valor. Cabe señalar que ese departamento no aparece en la declaración 3de3 de la líder perredista.

Dijo que hace más de dos años presentó su declaración patrimonial y está en poder de la Contraloría del Senado y “no me parece casualidad que en este momento donde estoy litigado temas, abiertamente, contra algunos senadores y que tienen acceso a la estructura y estas áreas del Senado, es difícil pensar que no sea esta la fuente de donde proviene esta información sesgada, señalando directamente a Miguel Barbosa.

A pregunta expresa sobre porqué se negó a contestar la encuesta de Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad, la perredista respondió que ella hizo contacto con esta organización y externo sus razones para no participar en ‘3de3 plus’ ya que es muy delgada la línea con la de protección de datos, “yo puedo dar información de mi persona, pero no estoy autorizada para dar información que no es parte de mi familia, o por alguna razón está involucrada conmigo.

“Es el caso, por ejemplo, de quienes pudieron ser los compradores de mi casa y de toda esta información que son particulares, son gentes –que diría yo respetuosamente- son simples ciudadanos que por alguna razón gracia o desgracias caen en la compra de mi casa y no por ello estoy autorizada de dar datos”, justificó quien ha vivido de la función pública muchos años. Actualmente como líder del PRD recibe un salario que parte del erario.