Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Basave y Mojica a la rifa del tigre en el PRD

Agustín Basave, como presidente del partido, y Beatriz Mojica como secretaria general, serán los dirigente de la transición a la renovación plena del PRD, expresó Jesús Ortega, ex dirigente nacional de ese instituto político.

Ortega, uno de los líderes de la corriente interna Nueva Izquierda (NI), mejor conocida como “Los Chuchos” dijo que “sobre todo le va a tocar a Agustín un periodo de transición, que aplicando los resolutivos del Consejo Nacional, me parece que su transición va a sentar las bases para que en el 2018 el PRD esté en vías de convertirse en opción de gobierno y de poder”.

El consejero nacional perredista destacó que “si Agustín, como presidente del partido, es consecuente en el combate a la corrupción y empieza en casa, y si se localizan actos de corrupción dentro del PRD y se sancionan, entonces la gente va a volver a confiar en nuestra organización”.

René Bejarano, líder de la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN), expresó por su parte que Basave debe “ayudar a resolver los problemas del partido con iniciativas y con la ayuda de los demás perredistas”.

Gilberto Ensástiga, quien ha pertenecido a las corrientes Unidad Nacional de Izquierdas y Unidad y Renovación, y es dirigente de la agrupación Unión de Colonias Populares, expresó que la nueva dirigencia debe ser transparente, debe respetar el acuerdo de no alianzas generales con el PAN, y hacerlo sólo en cinco de las doce entidades donde habrá elección el próximo año, y sobre todo, subrayó, en el PRD “debe hacerse a un lado el colaboracionismo que tanto daño nos ha hecho. El PRD debe ser oposición. Y todo eso lo tienen que demostrar Basave y Mojica que es posible, si no lo hacen va a resultar peor para el partido”.

Hortensia Aragón, de la corriente Foro Nuevo Sol, señaló que Basave y Mojica deben tener “mayor atención a los perredistas de los estados; la saliente ha sido una dirigencia que se ha caracterizado por acuerdos muy de cúpula y poca atención a los estados y lo que la gente quiere es que se reconozca que el partido existe a partir del trabajo que hacen sus militantes en el territorio”.

Luis Sánchez Jiménez, senador e integrante de la corriente Alternativa Democrática Nacional (ADN), confió en que, a diferencia de la anterior dirigencia, la actual sea crítica del Gobierno federal, y que al interior del partido “espero que Agustin y Bety analicen el quehacer de nuestros gobernadores, presidentes municipales, legisladores y funcionarios y que si hay corrupción la denuncien no sólo públicamente, sino ante el Ministerio Público que corresponda. Vamos a combatir la corrupción”.