El Bronco y Aristóteles Sandoval le hicieron fuchi a López Obrador

El objetivo de la reunión del virtual presidente Andrés Manuel López Obrador con los gobernadores de México era mostrar unión y mostrar respeto entre los poderes; sin embargo así como unos aprovecharon el momento para humillarse, otros prefirieron mantener su “dignidad” y no acudieron al encuentro.

Los faltistas, que le guardan rencor al próximo presidente de México fueron dos, el derrotado en la contienda presidencial Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” y el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, quien ya no tendrá más trato con el próximo primer mandatario, pues cuando este asuma el mandato, el otro dejará el cargo de gobernador.

López Obrador dio a conocer que en la primera semana de septiembre se reunirá de nueva cuenta con los gobernadores para dialogar, de manera conjunta y mediante consultas, sobre la propuesta inicial del Presupuesto 2019.

Según con fuentes del Gobierno de Nuevo León, ‘El Bronco’ canceló en último momento su viaje a la Ciudad de México para participar en la reunión, mientras que el mandatario priista de Jalisco se desconocen las causas.

Sin embargo, hasta el momento ninguno de los dos ausentes ha realizado declaración oficial sobre inasistencia ala reunión.

 

En el besapiés piden dinero, les piden austeridad

En la reunión donde se deshicieron en elogios para López Obrador y su proyecto de nación, aún los más rudos en la campaña presidencial, los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago),  solicitaron más recursos mediante una reforma fiscal.

“Bueno, en honor a la verdad, lo que ellos buscan es que reciban más presupuesto de la Federación… que las transferencias de recursos aumenten a los estados y municipios”, detalló López Obrador.

En un mensaje conjunto posterior a la reunión privada, con el presidente de la Conago y gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, detalló que no va a haber un paquete de reformas, por lo que se tiene gobernar con las leyes que ya existen.

Además, señaló que les solicitó alinearse a una política de austeridad, ante la solicitud de mayores recursos. Advirtió que sus ideales no han cambiado, por lo que no va a tolerar actos de corrupción, ni de amigos o familiares.