Que El Bronco mandó a reventar las protestas contra impuestos y gasolinazo

Organizaciones civiles denunciaron que el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, “El Bronco”, mandó a golpeadores a reventar la manifestación contra el alza de impuestos y del combustible que realizaban en la Macroplaza, en Monterrey.

Cerca de 15 mil personas se reunieron para protestar en contra del gasolinazo, así como por los impuestos estatales y municipales. Mientras se realizaba la protesta llegó un grupo que desplazó a los organizadores y se apoderó del templete.

Los reventadores, que supuestamente fueron enviados por el gobernador, se abrieron paso aventando explosivos conocidos como palomas, de una 20 centímetros cada una, por lo que algunas personas resultaron levemente lesionados, además de un comunicador, Joel Salazar, a quien el explosivo le detonó en la espalda.

Como parte de los enfrentamientos, la multitud acusaba al gobernador de haber enviado a un grupo de personas a reventar la concentración, pues se trataba de hombres vestidos con playera negra, embozados con pañuelos y portaban una mochila en la espalda, para identificarse entre ellos.

Los embozados tomaron las vallas que delimitaban el área de prensa y con ellas arremetieron contra el acceso principal del palacio de gobierno, una puerta de madera de principios del siglo XX, mientras que otros personas usaron como proyectiles todo tipo de objetos para destruir los vitrales del edificio.

Luego de los hechos, el Fiscal estatal informó que hubo varios detenidos y dos heridos, tras los actos vandálicos.

Algunos jóvenes realizaran desmanes en las ventanas del Palacio de Gobierno junto con otras personas.

Después continuaron realizando daños a los ventanales del inmueble, por lo que la gente empezó a gritar y que no participaba en la violencia y algunas personas asistentes al evento empezaron a retirarse al sentirse inseguros.

Después, la gente empezó a señalar a los responsables de los daños, algunos de los cuales fueron detenidos por los mismos manifestantes y por Fuerza Civil.

Un grupo de jóvenes desataron la violencia al romper los vitrales del Palacio de Gobierno, los cuales tenían más de un siglo de haberse realizado.

 

 

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo