Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El Bronco y el PAN van contra los 32 delegados que vigilarían a gobernadores

No lo aceptan como un arma contra la corrupción. Damián Zepeda, presidente nacional del Partido de Acción Nacional (PAN), y el gobernador de Nuevo León unen fuerzas para criticar la creación de los 32 delegados estatales, propuesta hecha por el virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador, para detener la corrupción de los mandatarios estatales.

El Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón criticó a López Obrador al designar coordinadores del Gobierno Federal en los estados de la República, y aseguró que lo único que hace con esta decisión es darle chamba aquellos que le ayudaron en la política.

“Yo creo que no es necesario, creo que él debe coordinarse con los Gobernadores, debe haber un respeto del centro a los gobiernos de los estados… Imáginate que yo ponga a un representante del gobernador en cada municipio, es una idiotez eso, a mí me parece una verdadera idiotez”, dijo el excandidato presidencial.

Por su parte, el todavía presidente de Acción Nacional aseguró que estos organismos estatales de programas de desarrollo son “evidentemente operadores políticos”, donde estará al frente Gabriel García Hernández, secretario de organización de Morena.

“De acuerdo con la Constitución, entre el gobierno federal y los estados no pueden existir intermediarios, pero en los hechos así sería a través de estos coordinadores, que al tener el control sobre recursos económicos, sumado a su perfil de operadores políticos, buscarían relegar al gobernador electo democráticamente en cada entidad”, señaló.

Zepeda Vidales expuso que si bien se pretende presentar dicha figura como algo administrativo, la realidad es que será una autoridad política que reportará directamente al presidente de la República.

Subrayó que ante esta propuesta, el PAN será una voz crítica y apoyará a los gobernadores emanados del partido, ante la posibilidad de que dicha figura invada sus funciones.