Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El Bronco saca su lado más vulgar; con melones arranca campaña contra cáncer de mama

Con un par de melones simulando unos senos, es como arranca la campaña contra el cáncer de mama, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, El Bronco, caracterizado por vulgar y machista, pero ahora superó esos calificativos.

“Octubre. Mes de la sensibilización sobre el cáncer de mama”, decía una frase, que a su vez acompañaba un par de melones con los extremos resaltados en color rosa que hacen referencia a los pezones y un moño rosa. Tras las críticas, la campaña tuvo que ser retirada de las redes sociales del gobierno estatal por los comentarios airados que desató.

“Pésima su publicidad… el cáncer de mama no tiene que ver con tener bubis grandes… por favor infórmense bien antes de hablar del tema”, se leía en uno de los comentarios en redes sociales.

La campaña fue divulgada por el gobierno estatal en sus cuentas de Facebook y Twitter.

Mientras que en su cuenta de Facebook el gobernador difundió un mensaje en el que dice: Reconocemos la lucha que día a día realizan las personas que padecen cáncer”. Además hace un llamado a la prevención ya que es la mejor forma de combatir la enfermedad.

“Es una manera muy denigrante de abordar una problemática tan grave como es el cáncer de mama. Sigue estando ese tinte de violencia hacia las mujeres que ha estado presente en muchos comentarios y declaraciones del gobernador. Es muy mal manejo de medios”, señaló Liz Sánchez, encargada del área de Educación de la asociación Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos

Entre los comentarios en contra que recibió la campaña, los usuarios de redes resaltaban que nada tiene que ver el cáncer con tener bubis grandes.

Tras la polémica, las imágenes fueron retiradas, pero ya habían sido blanco de críticas porque la consideraron de poca sensibilidad.

El cáncer de mama es el más frecuente entre las mujeres a nivel mundial, mientras que en México, es la primera causa de muerte en féminas mayores de 25 años, según datos del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva.