El Buen Fin, el mejor pretexto para subir precios y dejarlos así

La campaña de consumismo El Buen Fin ha sido aprovechada por pequeños y grandes empresarios para incrementar precios, poner supuestas ofertas y luego del fin de semana largo, dejarlos tan elevados como gusten.

Por ello, esa campaña, que llega a su sexta edición, y es organizada por las grandes cadenas para alentar el consumo en el país no ha funcionado tanto como se lo esperaban.

Previo a la campaña se han detectado incrementos injustificados de superiores al 10% y hasta la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) avala los incrementos apoyando a las grandes empresas.

Ernesto Nemer, titular de la Profeco, descartó que los negocios o cadenas comerciales estén reetiquetando los productos para luego bajarlos de precio. Se trata “simplemente de un incremento natural de precios en algunos productos, no en todos”, justificó.

Las alzas, aseveró, no son significativas, pues, ejemplificó, oscilan alrededor de seis pesos, en el caso de las blusas, o 40 pesos en los aparatos o equipos de sonido.

Reconoció la diferencia de precios, pero la atribuyó a que “hay libertad de precios” y cada negocio pone los que le convengan.

Según un reporte de la Profeco se detectaron en las pasadas tres semanas aumentos de entre 2 y 10 por ciento en los precios de ropa, electrodomésticos y aparatos electrónicos, los principales productos que se comercializan durante la campaña comercial El Buen Fin, a realizará del 18 al 21 de noviembre.

La consultora Nielsen informó que el año pasado subieron 14.8 por ciento las compras con tarjeta de crédito

En El Buen Fin se prevé la participación de 70 mil empresas y una derrama económica de 84 mil millones de pesos, mayor en 5 por ciento a 2015 y el doble que la primera edición de 2011.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo