Por cábala y apadrinamiento de Televisa, AMLO cerró en el Estadio Azteca

El llamado AMLOFest, fue un movimiento político para estar más cerca de Televisa, que en un principio de la campaña se dedicó a atacar a Andrés Manuel López Obrador, pero que al cierre y al ver las tendencias decidió bajarle a los ataques y buscar un acercamiento con el tabasqueño.

Además le vendieron la idea, luego de negarle a usar al Zócalo capitalino para el cierre de su campaña, que el Estadio Azteca era la mejor opción, pues en ese lugar habían concluido su campaña los últimos dos presidentes, lo cual representaba que el coloso de Santa Úrsula les traería suerte.

Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y ayer Andrés Manuel López Obrador han cerrado sus campañas presidenciales, en 2006, 2012 y 2018, respectivamente en el inmueble propiedad de la televisor de Chapultepec número 18 que tiene una capacidad para 87 mil personas.

El entonces candidato del PRI, Peña Nieto, reportó al INE un gasto de 20 mil pesos de su propia campaña, ya que el resto fue pagado por los demás candidatos priistas. El costo total del alquiler del Estadio Azteca hace seis años fue de 345 mil 500 pesos, según el reporte de gastos presentado ante el INE.

“Se va a pagar algo, eso lo están viendo los de Morena, los encargados de la administración, ya se aceptó que nos van a alquilar a rentar el Estadio Azteca”, declaró el abanderado de Morena.

El cierre de López Obrador en el Estadio Azteca se caracterizó por su espectacularidad y su lleno casi total, pero hasta el momento no ha sido reportado ante el Instituto Nacional Electoral (INE) a cuanto ascendió el gasto que esto implicó, desde el alquiler del inmueble, hasta la movilización de los asistentes que, en algunos casos llegaron en vehículos alquilados.

Hasta ahora, el candidato de la alianza Morena-PT-PES no ha revelado ese gasto, pero aseguró que lo desglosará en el informe financiero que entregue al Instituto.