Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Caja chica de El Bronco, está acabando con el Parque Fundidora

Se lo rentan a quien sea y sin condiciones y ahora lo quiere poner en venta. El Parque Fundidora, es el único pulmón que tiene Monterrey y también es una de las entradas que el gobernador Jaime Rodríguez Calderón tiene y de las que no dan cuenta, así que se renta a quien o quienes le lleguen al precio.

Pero las empresas dedicadas a la explotación de cantera, industrias y desarrolladores inmobiliarios están acabando con sus 231 hectáreas, las cuales están en un proceso de privatización impulsado por el gobernador, pues de ahí podrá financiar su precandidatura a la Presidencial.

Guillermo Martínez Berlanga, director del Comité Ecológico pro Bienestar, así lo ha manifestado en diversos foros. Su organización de la sociedad civil interpuso un amparo federal para evitar la devastación del parque con los actos masivos autorizados por el actual gobernador.

Martínez Berlanga camina por los alrededores de este gran parque público –inaugurado en 1988 y que alberga la Arena Monterrey, Cintermex, Plaza Sésamo, el Auditorio Banamex, el Museo del Horno 3-Industrial, otras tres plazas y un lago– para mostrar los estragos del reciente acto masivo,

Por ejemplo se puede hablar del Oktoberfest, celebrado hace unos días, con 545 estands para venta de productos y 16 tiendas de cerveza, con la asistencia de más de 170 mil personas. quienes han dejado devastadas 34 hectáreas, con importantes daños al césped y toneladas de basura.

El efecto de la compactación en el suelo por meter de 170 mil a 200 mil personas cada dos o tres fines de semana está desestabilizando el parque y se va acabar el microsistema subterráneo que permita que este pulmón verde viva, advierte el ecologista, y asegura que el dinero de este acto público (entre 800 y mil 400 millones de pesos) va a ir a parar a la precampaña del actual gobernador de Nuevo León.

Lo que ahí se hace es un secreto para las finanzas del estado. Fernando Villarreal Palomo, director general del Parque Fundidora, se niega a dar información sobre los ingresos, y posteriormente el anuncio de que esos datos han quedado reservados por 10 años, por orden del gobernador.

Las cinco solicitudes de información sobre los ingresos que han obtenido con actos masivos fueron desechadas. “En ningún caso el director del parque, ex director de Caintra y alfil de Fernando Elizondo, ha querido revelar los datos, mientras el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) se dedica a batear los escritos; dice que les faltó una coma o dos puntos y nos los devuelven”.