Calderón no descarrilará a Anaya para meter a Margarita

  Que el ex presidente Calderón anda desesperado con la popularidad de Enrique Anaya para la sucesión presidencial.

Que encabeza un grupúsculo que fue favorecido durante su mandato para tachar de ilegitimo el proselitismo (muy inteligente) del llamado joven maravilla para recuperar el poder.

Que el argumento con el que se le intenta descalificar para la sucesión presidencial no tiene el menor sustento, al compararlo con Roberto Madrazo cuando obtuvo la candidatura presidencial hacen a un lado a todos los políticos, tanto nacionales como de diversos países que han surgido de la dirigencias de sus partidos, siendo éste un paso completamente congruente.

Que el desplome de Madrazo, no fue precisamente porque haya surgido del liderazgo de su partido, sino por el enorme cúmulo de desprestigio, debido a su negro historial de corrupción, abuso de poder y cientos de señalamientos oscuros en su sucia trayectoria.

Que se sepa, Ricardo Anaya no tiene ninguno de esos lastres. Todo lo contrario. Es un hombre joven pero preparado. Es ducho en la retórica –nada más hay que ver como ridiculizó al engañabobos dinosaurio de Beltrones en el debate de López Dóriga –al mismo que arrebató las gubernaturas que propiciaron su salida por la puerta trasera de su Partido.

Que en la siguiente escaramuza con el periodista Loret de Mola, hizo parecer como un tonto y sin argumentos al Clavillazo Ochoa Reza del PRI. Alejandra Barrales fue una invitada de palo y el cobarde de AMLO se quedó desde su altar sin acudir por miedoso.

Que los hechos hablan, es una verdad, el PAN es hoy por hoy la mejor alternativa sucesoria. Las piedras que quieren poner en el camino a quien se ve perfectamente enfilado a una candidatura exitosa, no se encuentran precisamente en la oposición, pues el PRI, con el efectazo Peña Nieto está completamente desahuciado. AMLO, en efecto, tiene muchos seguidores, pero son los mismos de siempre y no les alcanza para lograr la presidencia, además se ha demostrado que es un mentiroso con su cosmética declaración 3 de 3.

Que los enemigos son sus mismos correligionarios, es un hecho y no porque ellos vayan a obtener el triunfo si logran descarrilar a su dirigente en sus aspiraciones presidenciales. Anaya es el único que tiene posibilidades en entre los blanquiazules, ¡y muy altas!, si le echan montón y él se arredra se perderá una oportunidad de oro como no se tuvo ni con Fox (porque ese fue un vil engaño).

Que Ricardo Anaya logre el triunfo solamente en el Estado de México y será imparable.

Que recuerde Calderón que no sueñe nuevamente con los tiempos del “haiga sido como haiga sido”.

Que Anaya no es Andrés Manuel López Obrador ni Roberto Madrazo.

Que este gallo si sabe debatir y ganar… Y no por medio puntito.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo