Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Cambian de penal a líder de los Zetas para ser asesinado

Cayó y calló otro narco pesado. Luis Reyes Enríquez, alias “El Rex” o el “Z-12” y considerado uno de los fundadores del Cártel de Los Zetas, fue asesinado a puñaladas en el penal de Nuevo Laredo, Tamaulipas, el mismo fin de semana que fue trasladado a ese centro.

Reyes Enríquez estaba preso desde 2015 en el penal federal de Miahuatlán de Porfirio Díaz, en Oaxaca.

Tras cumplir su condena y antes de ser liberado, se ejecutó una orden de aprehensión pendiente en Tamaulipas, por lo que fue trasladado a Nuevo Laredo.

En su juventud formó parte del Ejército Mexicano, de donde solicitó su baja para integrarse a las filas de Los Zetas cuando era brazo armado del Cártel del Golfo.

En esa organización llegó a escalar hasta convertirse en uno de los hombres más cercanos al exlíder del cártel, Osiel Cárdenas Guillén, actualmente preso en Estados Unidos.

El Z-12 era el encargado de dirigir las operaciones del Cártel del Golfo en los estados de San Luis Potosí, Hidalgo, México, Distrito Federal, Querétaro y Durango.

No obstante, más tarde se separaron de dicho grupo delincuencial y se erigieron como sus rivales.

Otro narco pesado acostumbrado a entregar sobornos a autoridades no podrá ser testigo de sus actos corruptos, pareciera que están limpiando el camino.