Y Canadá también se somete a la voluntad de Trump en negociaciones del TLCAN

Dan señales de que sí se firmará un nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero nadie dice a qué costo. Ahora el primer ministro Justin Trudeau asegura que lo mejor es firmar un acuerdo cediendo un poco.

Al parecer Canadá está dispuesto a ofrecer a Estados Unidos acceso limitado al mercado lácteo, uno de los sectores que más había protegido la hoja de maple.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo en la Casa Blanca que las conversaciones van bien y que Ottawa quiere llegar a un acuerdo.

“Creo que entendemos que hay ciertos problemas sobre los cuales tendremos que transar”, dijo una de las fuentes.

Las conversaciones entre los integrantes del acuerdo comercial de América del Norte van bien, aseguró el presidente de Estados Unidos.

Chrystia Freeland, canciller canadiense, conversó el martes con Robert Lighthizer representante comercial de Estados Unidos, en Washington.

La industria láctea protegida de Canadá es uno de los tres puntos conflictivos en las conversaciones del nuevo TLCAN.

Por otro lado, México ya alcanzó un acuerdo comercial con el Gobierno de Donald Trump, e insiste en que lo ideal sería un acuerdo trilateral y no por separado como lo propone el mandatario estadounidense.

El gobierno canadiense podría solicitar concesiones de Estados Unidos en el llamado mecanismo de resolución de disputas -Capítulo 19-, que le permite a Canadá combatir los aranceles antidumping estadounidenses que considera injustificados.

Trudeau había dicho unos días atrás que Canadá no depondrá sus demandas clave en las conversaciones de esta semana con Estados Unidos para modernizar el TLCAN.

“Hay una serie de cosas de tenemos que ver en un TLCAN modernizado… Ningún TLCAN es mejor que un mal TLCAN para los canadienses y en eso vamos a perseverar”, era su discurso cuatro días atrás.