Canadienses lanzan campaña de no comprar productos procedentes de Estados Unidos

En México un tibio intento. El 70 por ciento de los canadienses asegura que están dispuestos a dejar de consumir productos de procedencia estadounidense esto como respuesta a la guerra comercial que inició el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien también insultó a dirigente al llamarlo “manso y deshonesto”.

De acuerdo con la encuesta realizada por la firma Ipsos Poll, el 70% de los canadienses dijeron que buscarán formas de evitar comprar productos estadunidenses. También, afirma que gran parte de la población de EU dijo apoyar a Trudeau frente a Trump en la renegociación del acuerdo comercial.

La relación entre Canadá y Estados Unidos al más alto nivel enfrenta una de sus peores crisis luego de que Trump decidiera aplicar aranceles de 25% a las importaciones de acero y 10% a las de aluminio, lo cual fue criticado por Ottawa como “inaceptable e injustificado”.

Ante esta disputa, el 85 por ciento de los canadienses y 72 por ciento de los estadounidenses encuestados por Ipsos Poll dijeron apoyar las negociaciones para modernizar el acuerdo comercial que tienen estos países, junto con México, desde hace 24 años. El 44 por ciento de ambos grupo dijo que dicha renegociación será benéfica para sus países.

La encuesta de Ipsos Poll fue conducida entre el 13 y 14 de junio y entrevistó a mil canadienses y mil 005 estadounidenses, entre ellos 368 demócratas, 305 republicanos y 202 independientes.

Un canadiense, Ken Schaus escribió en su cuenta de Twitter que al ir a una tienda otro canadiense preguntó de dónde era el paquete de salchichas a lo que el dependiente le dijo que eran de Estados Unidos, por lo que el consumidor dejó el paquete.

En esta red social, los canadienses han empezado a circular hashtags como #BuyCanadian, #BoycottUSProducts y #BoucottUSA

Mientras que en México, igualmente en redes sociales ha circulado tibiamente la misma petición, pero no ha tenido eco, pues los cibernautas no entienden la vida sin comprar un costos café de Starbuks, o una hamburguesa de Burger King o McDonalds.