Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Cancelar reforma energética, mala idea: calificadoras; Banxico llama a hacerles caso

El Banco de México (Banxico) hace un llamado para poner atención en los riesgos, retos y preocupación que han venido señalando las agencias calificadoras sobre México, “dado el particular impacto que puede tener sobre la toma de decisiones de los inversionistas institucionales”.

La mayoría de las calificadoras advierten sobre el riesgo que existe en caso de que se cancele la reforma energética, posibilidad muy grande, por cierto, por lo que ha mencionado el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

En un análisis sobre perspectivas de riesgos para la calificación soberana de México, de acuerdo con las agencias calificadoras, argumentan que las evaluaciones de estas firmas “constituyen un elemento fundamental para la toma de decisiones por parte de una amplia gama de inversionistas”.

“Las calificaciones de riesgo soberano son importantes porque, por una parte, incidirán sobre las condiciones de endeudamiento del país en cuestión de montos, tasas, plazos y, por otra, en razón de que constituyen una referencia para las calificaciones de riesgo del resto de los emisores de deuda de un país”.

   

En el análisis, los investigadores del Banxico advierten que “durante los últimos años la economía mexicana ha enfrentado condiciones de financiamiento externo más astringentes”; es decir, que se ha endurecido la disponibilidad del fondeo en el mercado mundial.

Estas condiciones podrían pronunciarse si se presenta un incremento en la tasa de interés de Estados Unidos más acelerado de lo esperado o desordenado; ajustes importantes de portafolio con salidas de capitales algunas economías emergentes; un recrudecimiento de las medidas comerciales proteccionistas mundiales o menores perspectivas de crecimiento para la economía.

Por ello, en el análisis, el banco central argumenta la pertinencia de poner atención en los factores, “han señalado algunos eventos que pudieran incidir negativamente sobre la perspectiva de riesgo crediticio para México”.

De darse alguno de los riesgos señalados, se podrían presentar menores flujos de inversión extranjera con efectos sobre la economía real.

Fitch Ratings ha dicho que, si se retrasa la implementación de la reforma energética, o si se presenta un deterioro en la posición fiscal debido a un incremento de la deuda, el riesgo soberano podría verse impactado negativamente”.

Este riesgo se presentaría en razón de “un eventual debilitamiento en la consistencia y credibilidad del marco de políticas macroeconómicas y/o si se socavaran las reformas estructurales en proceso de implementación”, refieren a Fitch.

Por su parte, Moody’s ha manifestado que la nota soberana dependerá de la dirección que sigan las políticas económicas durante los próximos años.

En particular esa agencia señala como “un riesgo la posibilidad de que se apliquen cambios en las políticas energéticas, especialmente los que pudieran afectar al sector de hidrocarburos y exportación de crudo”.

Por su parte, Standard & Poor’s señala el riesgo que ha marcado la agencia de que se materialice un cambio en las políticas del sector energético que tuviera afectación negativa sobre Petróleos Mexicanos o sobre la Comisión Federal de Electricidad.

Citan a la firma mexicana HR Ratings, la cual ha señalado que se perciben algunos riesgos que pudieran afectar la confianza de los mercados y desalentar la inversión privada.

“Serían en particular los casos de un cambio de rumbo en la reforma energética y medidas negativas en torno al Nuevo Aeropuerto Internacional de México”.