Cancún, Los Cabos, CDMX y Vallarta dejaron de ser riesgo; la AMHM espera el doble de turistas

Finalmente no fue mala la actualización de alertas de viaje que realizó Estados Unidos para sus ciudadanos que desean visitar México, ya que si bien incluyó cinco entidades, también le quitó esa etiqueta a destinos como Cancún y Los Cabos, Ciudad de México y Vallarta, de tal forma que la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM) elevó su pronóstico de crecimiento.

“Fue positiva la actualización, los destinos turísticos dejaron de ser señalados como peligrosos. De esa manera nuestra perspectiva de crecimiento (de viajeros internacionales) la subiremos”, indicó Rafael García, presidente de la AMHM.

Tan positiva se espera la actualización de alertas, que la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles elevó, del 4 por ciento a entre 8 y 9 %, su pronóstico inicial de aumento en la llegada de viajeros internacionales.

En agosto de 2017, la administración de Donald Trump identificó a Los Cabos y a Cancún como destinos de viaje peligrosos para sus ciudadanos.

Sin embargo, en su actualización de alertas publicada el miércoles, estas localidades junto con Vallarta y la Ciudad de México, que concentran el 80 por ciento de viajeros del extranjero, dejaron de ser señalados por Estados Unidos como riesgosas.

En septiembre de 2017, Enrique de la Madrid, titular de la Secretaría de Turismo, reconoció que las alertas de viaje de Estados Unidos redujeron en hasta un 20 por ciento las reservaciones para viajar a México por parte de ciudadanos norteamericanos.

Francisco Madrid, director de la facultad de Gastronomía y Turismo de la Universidad Anáhuac, señaló que hay un efecto negativo de las alertas de viaje para entidades como Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas, las cuales fueron colocadas a niveles de inseguridad como las de Corea del Norte, Irán, Irak o Afganistán.

“Es positivo en cuanto se refiere a destinos turísticos principales, pero injusto, por ejemplo, en el caso de Michoacán”, comentó.

Gerardo Herrera, especialista por la Universidad Iberoamericana, señaló que con el cambio en las alertas se da un mensaje positivo porque la imagen del país como destino poco a poco se fortalecerá.

“Para los estadounidenses son importantes sus instituciones y lo que digan. Para los empresarios en México esto permitirá aprovechar mejor el crecimiento de la economía en Estados Unidos y posibles futuras depreciaciones del peso frente al dólar”, concluyó.