Candidaturas presidenciales, perder el tiempo

  Que no hay día, ni columnista o comentarista sin que se haga un análisis o emita una opinión sobre quiénes serán los candidatos presidenciales en México para el 2018.

Que tanta especulación quedándole a esta administración más de la tercera parte para el relevo, es sencilla y llanamente perder el tiempo.

Que aseguran que López Obrador es el candidato indiscutible de Morena ¿pues quien le va a competir en un partido de su propia hechura?

Que el “gallo” tricolor que se consideraba invencible, Luis Videgaray, está más muerto que nadie ¿Significa que le pasó la estafeta a Osorio Chong o Aurelio Nuño?

Que por las izquierdas no queda otro que Miguel Ángel Mancera quien es el único con el aparato electoral que representa el Gobierno de la Ciudad de México ¿Quién lo puede cuestionar?

Que El Bronco es el único con la fuerza y los apoyos empresariales para ser competitivo como candidato independiente ¿Quién puede creer en el caricaturesco Pedro Ferriz de Con? o en su caso un Jorge Castañeda, “chile de todos los moles” de los noticieros que se acomoda siempre por dónde van los vientos.

Que Ricardo Anaya no puede aprovechar su posición como líder del PAN porque estaría siendo disparejo ¿No lo hizo Madrazo?, que a él le haya ido pésimo no significa que vaya a declinar por la pobre Margarita, impulsada totalmente por el cínico de Calderón. Y menos por un Moreno Valle que al dejar la gubernatura de Puebla se convierte en un Don Nadie.

Que el partido verde ya no es un apoyo para obtener votos, sino para perderlos ¿Podrá seguir haciendo trampas eternamente sin perder el registro?

Que los minipartidos andan todos mosqueados para ver a cual árbol se arriman, pues si la próxima vez se equivocan ¿Serán perdonados como el resucitado PT?

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo