Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Capturan a fundador de secta sexual en México, vinculado a Salinas de Gortari

Keith Raniere, un “gurú” quien fundó una sociedad secreta que marcaba a fuego a sus esclavas sexuales con sus iniciales, fue arrestado en México. La secta, conocida como NXIVM o “Nexium”, se dice que inspiró al hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari, Carlos Emiliano Salinas Occelli a encabezar su propia organización en México.

En octubre del año pasado, el diario The New York Times (NYT) reveló que el líder de la secta Keith Raniere y sus postulados inspiraron a Carlos Emiliano Salinas Occelli, hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari, a encabezar su propia organización en México: In Lak’ Ech por la Paz.

Salinas Occelli, quien coordina In Lak’ Ech por la Paz, y además dirige a Executive Success Programs (ESP) capítulo México, se desmarcó de lo publicado por el rotativo.

Emiliano Salinas y sus representantes legales comenzaron, de inmediato una estrategia jurídica de defensa. Emiliano forma parte del staff de Keith Raniere en Estados Unidos, debido a que ocupa el cargo de vicepresidente del Comité de Ética de la compañía Executive Success Programs (ESP), empresa que a su vez es parte de Nxivm Corporation, ambas propiedad de Raniere.

Nxivm Corporation y sus filiales especializadas en la impartición de cursos de superación personal o “coaching” como ese grupo denomina a sus talleres es parte de 15 litigios en ese país. En el caso de México, los litigios apenas comienzan, como lo reconoció el hijo del expresidente.

Keith Raniere, de 57 años, fundador de la organización de autoayuda “NXIVM”, creada hace 20 años y basada en Albany, Nueva York, fue arrestado el domingo en una lujosa villa de Puerto Vallarta y deportado a Estados Unidos, informó el la fiscalía del distrito este de Nueva York.

Raniere, conocido también como “The Vanguard”, comparecerá el martes ante un juez federal de Texas.

“Raniere mostró un asqueroso abuso de poder en sus esfuerzos para denigrar y manipular mujeres que consideraba como sus esclavas sexuales”, dijo el jefe del FBI en Nueva York, William Sweeney, en un comunicado.

“Participó en horribles actos para marcar y quemar a dos de ellas (…) Hoy estamos poniendo fin a esta tortura”, añadió.

Puede ser condenado a un mínimo de 15 años de cárcel y un máximo de cadena perpetua.