Carstens se va antes de lo anunciado, el peso llegó a 22.15 por dólar

Mientras que el peso mexicano llega al mínimo histórico de 22.15 por dólar, el gobernador del Bando de México, Agustín Carstens, prepara maletas, pues desde Hacienda tienen controlados sus movimientos.

Luego del escandaloso tope que alcanzó el dólar, en las oficinas del Banco Central se corrió el rumor que Agustín Carstens sería relevado antes de lo anunciado a medio año, pues ya no quiere vender dólares, ya que las reservas federales se están agotando.

Nada de lo que haga el presidente, Enrique Peña Nieto, ha funcionado para detener la caída de la economía de México. Nuestro peso se depreció 1.59% este martes al caer a 22.15 unidades por dólar frente a los 21.65 del lunes.

El peso mexicano alcanzó así un nuevo mínimo histórico y registra su mayor pérdida desde el 9 de noviembre, cuando se desplomó 7.64% tras confirmarse el inesperado triunfo en la elección presidencial estadounidense del republicano Donald Trump.

Según especialistas, la moneda mexicana se vio afectada negativamente por la caída en los precios del petróleo y la fortaleza del billete verde en el mercado internacional, a lo que le sumó una postura defensiva previo a una conferencia de prensa de Donald Trump, programada para este miércoles.

El Banco de México intervino el jueves en el mercado por primera vez desde febrero de 2016 para vender dólares de forma discrecional.

Los participantes del mercado cambiario nacional adoptaron también una postura defensiva luego de conocer que el Banco de México había vendido la semana pasada solamente 2 mil millones de dólares, por debajo de las expectativas.

En promedio en el mercado se tenía la idea de que Banxico había inyectado liquidez por un monto de entre 3 mil y 4 mil millones de dólares.

Los economistas esperan que los estrategas suban las tasas de interés de nuevo en febrero tras realizar cinco alzas el año pasando. Aunque algunos analistas dicen que México podría ofrecer como alternativa permutas en dólares o aumentar su línea de crédito con el Fondo Monetario Internacional (FMI), advierten que agotar las reservas no es una buena opción, porque podría socavar la confianza de los inversionistas e intensificar la liquidación del mercado.

Las transacciones están drenando las reservas internacionales que llegaron a un máximo récord hace dos años.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo