Casting para reunión con Peña alcanzó a funcionarios; le pagan 57 mensuales para aplaudir

El que paga manda. La selección de jóvenes que aplaudieran y no incomodarán al presidente Enrique Peña Nieto con sus preguntas o comentarios puso a una funcionaria pública a la cual se le pagan 57 mil pesos mensuales a través de la Secretaría de Gobernación de Miguel Ángel Osorio Chong.

Entre los 386 jóvenes que fueron sentados en Palacio Nacional para escuchar y aplaudir al presidente Peña, la gran mayoría, sino es que todos reciben dinero de parte del gobierno. Algunos militares que están en nómina, deportistas, que reciben jugosas becas, viajes y atención médica, así como personas discapacitadas que también reciben apoyo gubernamental directamente.

Sin embargo llama a la atención que entre estos  jóvenes que fueron convocados para  la reunión con motivo de su Cuarto Informe de Gobierno, se encontraba una funcionaria de la secretaría de Gobernación quien pertenece a la coordinación de asesores del secretario, área a cargo de Guillermo Lerdo De Tejada.

Ella es Laura Margarita Reyna de la Garza, quien de acuerdo con su declaración patrimonial, se desempeña desde enero del 2013 como directora de Seguimiento de Acciones de Justicia y Legalidad en la Secretaría de Gobernación.

De acuerdo al documento, la funcionaria recibe un salario neto de 57 mil pesos mensuales por sus funciones, y su jefe directo es Erick Edmundo Aranda García, asesor de Justicia y Legalidad.

Reyna de la Garza, es egresada de la Universidad de Monterrey, cuenta con dos licenciaturas, la primera es en Ciencia Política y Administración Pública, mientras que la segunda es en estudios Internacionales. Además, cuenta con una maestría en Administración Pública y Política.

En el servicio público trabajó en el gobierno de Tamaulipas como directora de Enlace Institucional del 2009 al 2010; y en el Instituto Estatal de la Juventud en Nuevo León, desempeñándose como Promotora de Programas también en 2009.

Cabe señalar las veces que la cámara la tomó, fueron varias, aparece la funcionara utilizando su teléfono celular, escribiendo, por lo cual se puede asegurar que poca atención puso a lo que decía su jefe, Enrique Peña Nieto. Eso sí, soltaba el teléfono para aplaudirlo.