Cerca de 10 millones al día nos cuesta la seguridad de Peña Nieto

De acuerdo con la oficina de presidencia, el gobierno de Enrique Peña Nieto destinó el año pasado tres mil 560 millones de pesos en el pago de servicios personales y gastos para cubrir la seguridad y logística a cargo del Estado Mayor Presidencial, cifra que representa poco menos de 10 millones por día.

Los 3 mil 560 millones de pesos, representa 55.1 por ciento a lo que se le aprobó en el Presupuesto de Egresos de la Federación, es decir que gastaron más de lo presupuestado, lo que eso de ajustarse el cinturón ante el recorte presupuestal quedó solo en el discurso. Pues tuvieron que pagar servicios personales y gastos para cubrir la seguridad y logística a cargo del Estado Mayor Presidencial que tiene a su cargo velar por la seguridad del Presidente, su familia y los mandatarios y altos funcionarios extranjeros que visitan el país.

Además, se informa que en el gasto también se incluyó el aseguramiento de las aeronaves del EMP, pagos de impuestos aduanales por adquisición de bienes y servicios en el extranjero y hasta las refacciones, junto con sus accesorios para dichas aeronaves.

Hay que recordar, que con el famoso avión presidencial ‘José María Morelos’, también se reportó cargos adicionales como Cursos de capacitación a pilotos, sobrecargos y personal de mantenimiento… y sí, todo esto para mantener a nuestro presidente a salvo.

Según las palabras de la Presidencia de la República, “se generó una mayor demanda derivada del dinamismo de operación de los vuelos de las aeronaves presidenciales”, las cuales se supone que apoyan actividades en materia de transportación y seguridad.

En el año previo al inicio de operaciones del nuevo avión presidencial se reportó como parte del gasto adicional los cursos de capacitación a pilotos, sobrecargos, personal de mantenimiento y mecánicos para cumplir “con seguridad, eficiencia y eficacia las funciones sustantivas de servicio de mantenimiento del transporte aéreo para las actividades del Presidente de la República”.

La Oficina de la Presidencia reportó un gasto superior en comparación con el presupuesto aprobado, por efecto de movimientos compensados y ampliaciones líquidas en gastos que operación que incluyen materiales y suministros, así como servicios generales.