Que El Chapo sí se está volviendo loco; no es estrategia de abogados

Abogados y familiares volvieron a señalar que la salud mental de Joaquín “El Chapo”’ Guzmán va en deterioro constante. Aseguraron que no puede cooperar con la justicia de Estados Unidos, pues hay muchas cosas que no recuerda y otras que confunde, todo debido al aislamiento al que se le ha sometido.

Su esposa, Emma Coronel, acudió a la corte federal de Brooklyn, y por primera vez se dirigió a la prensa para denunciar la precaria condición de salud de su marido.

“Mi preocupación es nada más su salud, porque sé que está muy mal sicológicamente y que se siente muy mal, por lo que me han dicho los abogados; es lo que me preocupa, pues como va allegar a un juicio bien si estatal de salud”, comentó.

Su abogado, Eduardo Balarezo, requirió que se le haga una evaluación sicológica para determinar si está apto para enfrentar su juicio.

“Nosotros creemos que él está mal, ahora, y eso también puede afectar cómo lo defendemos y si lo podemos defender, si él tiene competencia para seguir adelante”, comentó Balarezo.

Solo las hijas menores de El Chapo tienen permiso para visitarlo. Su confinamiento en solitario podría estar debilitándolo.

“Tengo 15 meses que no lo veolo veo en la corte nada más. No tengo ningún tipo de comunicación con él, ni por teléfono, ni llamadas; no sé porque no me han autorizado ni visitas ni llamadas. Los únicos que lo ven son las niñas y los abogados, pero yo no he tenido ningún tipo de comunicación con él hasta ahorita”, agregó Coronel.

En esta diligencia también trascendió que la fiscalía no podrá aportar más pruebas en su contra después del 18 de mayo y que podrían requerir que el abogado que representa a El Chapo se convierta en un testigo del caso y expliqué el origen de los fondos con que le pagan sus honorarios.

“El juez va a tomar en cuenta la posición a la moción del gobierno que quiere usar los pagos legales contra el señor Guzmán porque eso los va poner en una situación donde posiblemente tenemos que ser testigos de él o abogados de él, perdón, pero no podemos hacer las dos cosas y eso puede afectar el juicio en septiembre”, detalló el abogado Balarezo.