China planea devaluar su moneda para golpear, aún más, a Estados Unidos

El gobierno de China analiza devaluar su moneda, el yuan con doble enfoque, el cual fue preparado por el Gobierno, según las fuentes. Una parte del análisis estudia el efecto del uso de la moneda como herramienta en las negociaciones comerciales con Estados Unidos, mientras que una segunda parte analiza qué sucedería si China deprecia el yuan para compensar el impacto de un acuerdo comercial que limite las exportaciones.

Con un yuan menos fuerte el presidente de China, Xi Jinping, podría impulsar a la industria exportadora, aunque también conllevaría otros riesgos que podrían provocar una sacudida en la economía asiática. Entre ellos, estarían las relacionados con el pago de la deuda de las empresas locales y sus efectos devastadores en los mercados, tal y como sucedió en el verano de 2015.

Además socavaría los recientes esfuerzos del Gobierno chino para avanzar hacia un sistema de tipo de cambio más orientado a la realidad del mercado. Una hipotética devaluación también daría motivos al presidente Donald Trump, para terminar de vilipendiar a China como un manipulador de divisas y probablemente alimentaría una respuesta más dura por parte de las autoridades estadounidenses.

Si bien Trump criticó a China reiteradamente durante la campaña electoral por mantener artificialmente débil su moneda, el yuan ha ganado 9 por ciento frente al dólar desde que asumió su cargo conforme el crecimiento económico de China se estabilizaba, el Gobierno restringía las salidas de capital y los temores a una crisis crediticia disminuían.

La moneda china alcanzó el nivel más alto desde agosto del 2015 el mes pasado y se ha mantenido estable en las últimas semanas a pesar de una escalada de tensiones comerciales entre las dos mayores economías del mundo.