Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

CJF cambia a Chiapas a juzgador de Alejandro Gutiérrez y Javier Duarte

El nuevo capítulo de la telenovela que protagonizan el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, el presidente Enrique Peña Nieto y el exsecretario general adjunto del PRI, Alejandro Gutiérrez, toma otro giro ante la reasignación a Chiapas del impugnado juez Gerardo Moreno García.

El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) envía a Chiapas a Moreno García, quien se encontraba en medio de una pugna con el gobierno de Chihuahua por el caso de los priistas acusados de desviar 250 millones de pesos de esa entidad durante la gestión de César Duarte.

La readscripción del juez fue aprobada por el pleno del CJF en su sesión del miércoles, el mismo día en que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) rechazó un recurso del gobierno de Chihuahua contra la resolución de un Tribunal Colegiado que avaló un fallo del juez Moreno.

El juzgador determinó en abril pasado que el caso contra los priistas y exfuncionarios de Chihuahua se instruya ante la justicia federal en la Ciudad de México y no en los tribunales del estado.

   

Fuentes del CJF dijeron que la nueva asignación del juez estaba prevista desde hace un mes para echar a andar el nuevo Centro de Justicia Penal en Chiapas, debido a que se trata del “juzgador con más experiencia” en los nuevos centros de justicia.

Moreno García tendrá que estar en Chiapas a partir de junio. Como titular del Centro de Justicia Penal en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, llevaba también el juicio del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, acusado de delincuencia organizada y lavado de dinero.

El gobierno de Chihuahua, encabezado por el panista Javier Corral, había interpuesto dos quejas contra Moreno, pero por falta de pruebas fueron desechadas por el propio CJF, por lo que no se abrió ninguna investigación.

Moreno a su vez había multado al gobierno de Chihuahua con 400 mil pesos por negarse a entregar a los procesados.

Corral ha dicho que si el caso contra los priistas se queda en los juzgados federales gozarán de “un manto de protección”. Ante el cuestionamiento, el CJF y la propia SCJN le contestaron que el Poder Judicial de la Federación está más allá de los intereses político partidistas.