Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Claudia Sheinbaum promete acabar de los moches de empresarios y de eso vivió

Del tema de los moches, aportaciones que dan empresarios a cambio de otorgarles contratos públicos, Claudia Sheinbaum sabe bien, pues durante años vivió y fue bien instruida por quien fuera su esposo Carlos Ímaz, y ahora promete acabar con esa práctica.

En el mitin que encabezó en el Parque del Mestizaje, en la delegación Gustavo A. Madero, Sheinbaum reiteró su propuesta de acabar con la corrupción y con los “moches a los empresarios”.

Aunque para algunos es mera simulación, la candidata de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’, asegura que está divorciada y que no vive más con Carlos Ímaz, quien fuera acusado de recibir fajos de billetes del empresario Carlos Ahumada para simular la realización de obra pública.

Ímaz fue declarado formalmente preso el 23 de abril de 2004 por el juez 11 con sede en el reclusorio norte, por delitos electorales; sin embargo no fue internado en la cárcel ya que el delito del que se le acusó no es considerado como grave (la fianza fijada fue de 100 mil pesos). Por esta investigación pidió licencia como delegado de la delegación Tlalpan.

La ahora candidata de Morena en la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció que en 2016 se separó de Ímaz, aunque para algunos la separación fue mera simulación y que la candidata de Morena no fuera atacada por ese lado.

En el pasado debate, Claudia recordó que su esposo, Carlos Ímaz, fue grabado guardando miles de dólares en una bolsa del súper, producto de negocios oscuros con el empresario Carlos Ahumada, encarcelado, precisamente, por el gobierno de El Peje.

“Qué flojera hablar de exmaridos”, respondió Sheinbaum al cuestionamiento, lo que fue tomado por el auditorio como una actitud soberbia y de pésima actitud.

Y es que si Ímaz era su esposo cuando se embolsó los dólares de Ahumada, quien les pagó a ambos un viaje a Europa, según se asienta en las facturas que el empresario argentino conservó en sus archivos.