¡Comercio justo!, llamado de Trump que desata la guerra comercial

China ya les marcó el camino. Dos palabras. “¡comercio justo!”, fueron el grito de ataque del presidente de Estados Unidos, Donald Trump para ya que estaba en marcha la guerra comercial en la cual La Unión Europea, Canadá y México aplican aranceles a varios productos estadounidenses, luego de que la Unión Americana anunciara la aplicación de aranceles al acero y aluminio.

Donald Trump no dio la cara, pero publicó un tuit con solo dos palabras, nueve letras, y una exclamación: “FAIR TRADE!”, que se traduce a “¡comercio justo!”.

Con la corta frase habló el presidente por primera vez luego de que Estados Unidos activara los aranceles del 10% a las importaciones de aluminio y 25% a las del acero, provenientes de Canadá, México y la Unión Europa.

Canadá respondió a esas medidas arancelarias imponiendo aranceles por 16 mil 600 millones de dólares al acero, aluminio y otros productos estadounidenses.

Esta medida entrará en vigor al momento que EU cobre ese impuesto es decir, en el primer minuto de mañana, y tendrá un periodo de consulta de 15 días para que los canadienses hagan comentarios o sugerencias. El límite para recibir los comentarios de la población es el 15 de junio, explicó en conferencia de prensa la ministra de Asuntos Exteriores, Chrystia Freeland.

Mexicano también respondió a esa imposición. “Ante los aranceles impuestos por Estados Unidos, México impondrá medidas equivalentes a diversos productos como aceros planos (lamina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos), lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, diversos quesos, entre otros, hasta por un monto equiparable al nivel de la afectación”, explicó la Secretaría de Economía.

Según el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, estimó que la afectación por las medidas sea de 4 mil millones de dólares.

Por otra parte, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, dijo que México seguirá negociando con Estados Unidos, incluyendo la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El ministro de Canadá Justin Trudeau declaró que los aranceles impuestos a productos estadounidenses no pretenden dañar a la población de ese país.

“Estados Unidos es nuestro amigo y aliado, y de ninguna manera estamos tomando represalias contra el pueblo de la Unión Americana. Tristemente, lo que tenemos que hacer es responder a una medida de la administración de su actual Gobierno”, afirmó.