Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Conago no apoya a Corral en su pleito con Peña y la retención de recursos

Con miedo a Peña. El panista Francisco Domínguez Servién, gobernador de Querétaro y coordinador de la Comisión de Hacienda de la Conago, explicó que el problema entre el presidente Enrique Peña Nieto y Javier Corral es algo entre ellos y al hablar como miembro del ejecutivo de la Conago, dijo que esa institución no lo respaldará al chihuahuense, aunque sea miembro de su partido.

Francisco Domínguez Servién, le pidió cuentas a su compañero de partido y pidió que su homólogo de Chihuahua, Javier Corral, deberá explicar si los 700 millones de pesos que acusa adeuda la Secretaría de Hacienda a la entidad a su cargo los solicitó por algo especial o para el cierre del ejercicio financiero de 2017. “De ser así, no es algo que competa al gobierno federal”, puntualizó.

El queretano confió en que los señalamientos de Corral no se inscriban en la estrategia de guerras sucias dentro de la actual contienda electoral. Esperaría que los gobernadores pusiéramos el ejemplo en respetar la vida democrática que tanto ha costado a los mexicanos, dijo.

Domínguez Servién, coordinador de la Comisión de Hacienda de la Conferencia Nacional de Gobernadores, fue uno de los convocados ayer a Los Pinos para la presentación del programa digital de obtención de las actas de nacimiento. En entrevista, manifestó que ningún mandatario local se le ha acercado para externarle alguna queja sobre el manejo de las partidas presupuestales que debe enviarles la Federación.

“Cuando se trata de fondos extraordinarios, como pueden ser los que se les llama ‘cierres’, o cuando llega un gobierno que tuvo déficit, eso es responsabilidad de cada gobierno estatal”; de ese modo tendría que revisarse si los fondos que reclama Corral corresponden a este tipo.

Descartó que se trate de un error de Hacienda federal en el envío. De ser así, sería un gobierno con un muy mal secretario de finanzas, porque todos los mandatarios locales están siempre muy pendientes tanto del dinero como de la gobernabilidad de sus entidades, indicó.